Sigue a

dinero


Los bancos y sus políticas están jugando un papel crucial en esta crisis económica. En El Blog Salmón pensamos que no estaría de más repasar en nuestra sección de Conceptos de Economía qué son las políticas monetarias. Para ello analizaremos cómo funcionan en el seno de la Unión Europea, cuáles son los principales instrumentos monetarios y sus consecuencias sobre la economía.

En todos los países hay una entidad o banco central que emite el dinero, controla la cantidad en circulación del mismo y supervisa el funcionamiento de los bancos privados o comerciales. No obstante, emitir dinero no es sólo imprimir la mayor cantidad posible de billetes de dinero legal, ya que si la emisión no está justificada podría crear un problema considerable en la economía del país que se traduciría en inflación.

Controlar la cantidad de dinero que circula por una economía y el tipo de interés que se paga por el mismo son las variables fundamentales sobre las que inciden las autoridades monetarias para lograr los conocidos objetivos macroeconómicos: crecimiento económico, estabilidad de precios y plena ocupación.

La política monetaria es el conjunto de medidas tomadas por el Banco Central Europeo para alcanzar los objetivos perseguidos por la autoridad monetaria mediante la ampliación o reducción de la cantidad de dinero en circulación y la alteración de los tipos de interés.

La política monetaria en la UE

En España y en los países que han adoptado el euro como moneda única, la autoridad monetaria y el banco central en cuestión son la Unión Europea y el Banco Central Europeo. El organismo que cumple las funciones relacionadas con la política monetaria desde el 1 de enero de 1999 en la zona euro es el Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC).

Las funciones del SEBC en lo que respecta a su actuación en la zona euro son las siguientes:

  • Decidir y ejecutar la política monetaria de la Unión Europea.
  • Realizar operaciones de cambio de divisas.
  • Promover el buen funcionamiento de los sistemas de pago.
  • Supervisar las entidades de crédito.
  • Garantizar la estabilidad del sistema financiero.

Principales instrumentos monetarios

Los principales instrumentos monetarios de los que se vale el SEBC para llevar adelante la política económica son:

  • El mecanismo de reservas mínimas incrementa o reduce la liquidez del sistema bancario al obligar a las entidades de crédito de la zona euro a mantener un determinado coeficiente de caja, ya sea en el banco central correspondiente o en efectivo.
  • Las operaciones de mercado abierto son, sin duda, el principal instrumento monetario de política monetaria europea. Estas operaciones desempeñan un papel fundamental en la política monetaria del Eurosistema a efectos de controlar los tipos de interés, así como de gestionar la cantidad de dinero en circulación. En las operaciones de mercado abierto, el BCE subasta periódicamente activos financieros a un tipo de interés, que puede ser fijo o variable, y en una cantidad determinada. El tipo de interés que fija el BCE en estas subastas sirve como referente para el conjunto de la economía.
  • Las facilidades permanentes, como su nombre indica, son facilidades de liquidez que reciben los bancos comerciales del banco central de su propio país instrumentalizadas mediante operaciones (a un solo día) de concesión de créditos o de absorción de depósitos, según corresponda. Dichas facilidades influyen sobre los tipos de interés y la cantidad de dinero en circulación. Puesto que no precisan autorización del BCE, éste es el único instrumento en cuya aplicación gozan de autonomía los bancos centrales de los países de la UE.

Efectos sobre la economía

Las decisiones de la política monetaria única son adoptadas por el Consejo de Gobierno del BCE. Su ejecución es llevada a cabo por los bancos centrales de los países integrados en la zona euro. Básicamente, las decisiones de política monetaria versan sobre dos cuestiones fundamentales: la cantidad de dinero en circulación y el precio del dinero.

Diferenciamos dos tipos de políticas:

  • Políticas expansivas. El aumento de la oferta monetaria se logra prestando mayor cantidad de dinero a los bancos, bajando el tipo de interés o disminuyendo el coeficiente de caja. En consecuencia, el sistema bancario se encuentra con que dispone de abundante dinero barato y lo presta en condiciones similares a las familias. De esta forma, baja el volumen de intereses que hay que pagar y aumenta la renta de la que disponen las familias para consumir y las empresas para invertir. Al aumentar la demanda agregada, suben también la producción y el empleo. Los precios no deberían subir siempre que las empresas sean capaces de producir todo lo que se demanda, con lo cual no tiene por qué haber inflación.
  • Políticas restrictivas. La disminución de la oferta monetaria se consigue prestando menor cantidad de dinero a los bancos, subiendo los tipos de interés o aumentando el coeficiente de caja. Si se incrementa el volumen de intereses que hay que pagar o resulta más difícil acceder a nuevos préstamos debido a la subida del precio del dinero, entonces las familias consumirán menos y será menor el número de inversiones empresariales que compensen un pago alto de intereses. Por tanto, descenderá la demanda agregada y con ella la producción y el empleo. Ante la falta de demanda, los precios se estancarán e incluso pueden bajar.

En definitiva, las políticas monetarias son las medidas de las que se vale el BCE para conseguir que en la economía exista más o menos dinero en circulación disponible para familias y empresas, de lo cual depende en gran medida que los tipos de interés para acceder al crédito sean más altos o más bajos.

En El Blog Salmón | Conceptos de Economía, ¿Qué es el dinero? – la M0, M1, M2, M3 y M4, ¿Cómo funciona el sistema monetario?
Imagen | Andrés Rueda

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios