Sigue a El Blog Salmón

Enseñanza Financiera


¿Hay alguién que no esté de acuerdo en que la cultura económica general en España es mísera? Yo sigo sorprendiéndome cuando profesionales respetados en sus campos, inteligentes, estudiosos y responsables me reconocen que no tienen una previsión de ingresos y gastos a medio plazo, no llevan un control mensual de su economía, desconocen las previsiones respecto a lo que puede pasar con su hipoteca, no saben muy bien en qué consiste un plan de pensiones o no saben dónde colocar su dinero más allá de la socorrida cuenta naranja.

Y es posible que el fallo esté en las bases de la enseñanza: hay que enseñar a los niños los principios fundamentales de la economía y el dinero. En ese sentido, hemos hablado varias veces (incluso recientemente) de la figura del gurú de la independencia financiera Robert Kiyosaki. Él es un firme defensor de enseñar a los niños economía, e incluso lanzó al mercado un par de productos muy interesantes destinados a ese fin: uno es la versión para niños de su juego Cashflow, en el que se lucha por salir de la “carrera de la rata” y alcanzar la independencia financiera (al parecer hay una versión software gratuita para colegios). Otro producto, incluido en el CD de la versión software de Cashflow, es Bunnies and Carrots, un juego diseñado específicamente para niños de cinco a siete años y que consiste en administrar una granja de conejos con una asignación periódica fija de zanahorias que los niños pueden usar, alternativamente, para conseguir semillas y así obtener fuentes adicionales de zanahorias no dependientes de su trabajo (ingresos pasivos).

A través de los comentarios de El Blog de Echevarri llegué hoy a otro producto interesante: se trata de la gama de huchas y carteras de Learingcents, diseñadas para enseñar a los niños a administrar sus fondos para gastar, ahorrar y compartir. También proponen desde su web varias pistas para enseñar a los niños los principios básicos de la economía personal y doméstica, como por ejemplo las hojas de control de gastos. En este sentido, como lamentablemente ocurre en muchos otros relacionados con la economía, los americanos van a años luz por delante, y no es infrecuente encontrar productos como este kit de aprendizaje financiero para niños, libros sobre la materia ordenados por edades o incluso campamentos de verano orientados a incrementar la inteligencia financiera. En España simplemente con hablar de estas cosas ya te llaman raro, aunque quien sabe, a lo mejor se trata de un nicho de negocio por explotar en una época en la que probablemente la preocupación por las finanzas y el ahorro van a subir.

Este tipo de productos pueden ser una buena sugerencia para los regalos navideños de este año. Y con este comentario, El Blog Salmón se convierte en el primer medio en comenzar la campaña de Navidad de 2007 (bromas aparte, nos queda poco para que las campañas navideñas comiencen en Septiembre, habida cuenta de que la “vuelta al cole” este año empezó en Junio en algunos centros).

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios