El billonario rescate a la banca no evitará la recesión en Europa

Sigue a El Blog Salmón

germany exports

El rescate de los 489 mil millones de euros no evitará la recesión en Europa. Y ni siquiera Alemania podrá escapar a esta caída que ya comienza a golpear sus exportaciones, como muestra la gráfica. Francia ya se encuentra en recesión con una caída de 0,2% en su PIB, de acuerdo a los datos del INSEE y para el 2012 sus primeros trimestres serán en rojo.

La zona euro se hunde por los malos diagnósticos que han dado sus líderes y por la incapacidad para desarrrollar una gestión que evite la recaída. Tras dos años tambaleantes y de gran volatilidad, la economía se encuentra peor que al inicio de la crisis. Los líderes europeos han sido incapaces de anticiparse a los hechos y siempre han mirado la crisis desde atrás. Además, el error de diagnóstico que imponen sus líderes conduce a la adopción de políticas erróneas. La doctrina Merkel-Schäuble sostiene que la crisis es producto del excesivo derroche estatal, y sólo la aplicación de rigurosas normas sobre el presupuesto y el gasto público puede aliviar el problema.

Esta tesis de Merkel y Schäuble, como he demostrado en el post El aumento de la deuda pública en la eurozona en la década 2000 – 2010, está totalmente equivocada. No fue el gasto público lo que alimentó el desplome de la economía en el período 2007-2008, sino el masivo aumento del endeudamiento privado, por la relajación excesiva de la banca para la otorgación de créditos. Este potencial y desmedido aumento de los créditos fue lo que hinchó la burbuja inmobiliaria en Europa y Estados Unidos, e hizo crear la falsa ilusión de riqueza.

Tras dos años de una recuperación anémica y desigual, el crecimiento ha vivido un declive considerable durante este 2011, en una tendencia acentuada en los últimos meses. Las perspectivas de desaceleración están lejos de llegar a su fin dado que tras una larga lista de cumbres de la UE no se ha hecho nada para atacar el tema del desempleo y todas la políticas propuestas (desde la austeridad a los recortes) no hacen más que acentuarlo. Es decir, no se ha hecho nada para gestionar un plan de lucha contra la recesión, y las políticas de shock que se están aplicando al interior de la UE no hacen más que agravar el problema.

La zona euro necesita mucho más que un rescate a la banca y los países más afectados deben recuperar su competitividad. Pero en esto no se puede avanzar mientras el desempleo siga en alza y las empresas dejen de invertir y producir por el temor de que no serán capaces de vender sus productos, dada la creciente debilidad de la demanda. Este es un tema clave y que el liderazgo europeo desconoce. Mientras no se consolide la demanda y el empleo, seguiremos rumbo al precipicio. Con esto se confirma lo que dijo Joseph Stiglitz: Los planes de austeridad conducen al desastre. Y todo por la manía de hacer las cosas al revés: se aplican por un lado los más draconianos ajustes y recortes que mortifican al contribuyente, y por otro se le inyecta a la banca cantidades ilimitadas de dinero que debe pagar el ya mortificado contribuyente. Y en el nexo entre una y otra acción, el dinero no logra fluir hacia la economía real. Solo ayuda a tapar los grandes agujeros de la banca.

En El Blog Salmón | Joseph Stiglitz: “La austeridad conduce al desastre”, Un regalo navideño para la banca europea que solo posterga el problema

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios