Síguenos

Ibex35 al 23 may 2012 -5yr

Por primera vez y tras tres años de reuniones y debates sobre la crisis financiera y sus caminos de resolución, se ha abierto una profunda brecha entre Francia y Alemania, dejando al descubierto la incertidumbre que acecha a la UE y al futuro de la moneda única. Los mercados ayer se encarnizaron en una profunda caída que los llevó a conocer niveles históricos. El Ibex ha descendido a niveles de hace diez años y ayer cerró en 6.440 puntos. Se estima que más de 100 mil millones de euros han salido de España en los últimos meses, confirmando los dichos de Jonathan Tepper de que “los ricos fueron los primeros en sacar el dinero”, apenas comenzó la crisis.

Complejo el panorama que vive la zona euro. Más aún cuando Angela Merkel volvió a cerrar la puerta al camino de los eurobonos, que ayudaría a aliviar la tensión financiera de la eurozona, y François Hollande respondió que dejaba la puerta abierta para negarse a firmar los acuerdos sobre el pacto fiscal aprobados anteriormente por Nicolás Sarkozy. Como vemos, Europa sigue estancada y perdiendo dinero. Más de un billón de euros han huido de los países de la periferia buscando refugios más seguros, mientras los índices se siguen hundiendo. El Ibex ha completado un 59% de descenso desde sus máximos (ver gráfica), y todo indica que seguirá por el despeñadero. A cinco años desde el inicio de la crisis, las cosas van de mal en peor y a este ritmo pueden seguir así otros 5 o 10 años más.

Las controversias entre París y Berlín para levantar a Europa hasta el momento parecen insuperables. Los problemas son múltiples y cada día se amplían. Irlanda ha señalado que rechazará en un referendum del 31 de mayo, el pacto de disciplina fiscal, por lo que Francia no estará sola. En la cena de anoche, para presentar oficialmente al nuevo presidente de Francia al club de la UE, a Merkel no gustó la aguda declaración que realizó Hollande:

“Alemania puede colocar 5 mil millones de euros en bonos al cero por ciento, pero sus vecinos no tienen el mismo privilegio… Esto debe ser remediado”.
Con esta sola frase queda en claro que Hollande no irá a la saga de Merkel como su antecesor.

Los problemas financieros de la eurozona recrudecen día a día. Las pérdidas de la banca española pueden llegar a 260 mil millones de euros, ante las cuales la banca debe recapitalizar a lo menos 60 mil millones de euros (el 5% del PIB), que no tiene. Los requerimientos totales de la eurozona pueden superar los dos billones de euros si se hace preciso salvar a toda la periferia en conjunto. Y solo dispone de 760 mil millones de euros. Por esto el BCE ha comenzado a estructurar la posibilidad de un tercer programa LTRO, esta vez sacando del juego a los bancos que están con pie y medio en la morgue.

Y si de meter miedo se trata, el primer ministro griego Lucas Papademos advirtió ayer que el riesgo de que Grecia salga del euro es muy real. Y apuntó en The Wall Street Journal:

“A pesar de este escenario es poco probable y que no es deseable ni para Grecia ni para los otros países, no podemos excluir que los preparativos se están realizando para contener las consecuencias potenciales de la salida griega de la zona del euro.
Papademos ha estimado los costos de una salida de Grecia en la zona del euro entre 400 mil millones de euros y 800 mil millones de euros.

En El Blog Salmón | España e Italia sufren la mayor fuga de capitales de la zona euro, ¿Podrá Hollande detener la austeridad y dar un giro al declive económico europeo?
Imagen | Cinco Días

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios