Compartir
Publicidad

Trump y el Brexit los grandes eventos inesperados de 2016

Trump y el Brexit los grandes eventos inesperados de 2016
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Brexit fue el primer Black Swan o evento inesperado en la primera mitad del año. El Reino Unido, empujado por un fuerte nacionalismo antieuropeo, decidió el pasado junio ser el primer socio en abandonar la Union Europea, lo que supuso un gran manto de incertidumbre a las futuras relaciones comerciales entre ambos bloques económicos.

Ese mismo nacionalismo económico, unido a una clase media que no ha visto mejorar su poder adquisitivo en los últimos años y el descontento social con el establishment que representa Hillary Clinton, han sido razones de peso para que finalmente Donald Trump acceda a la Casa Blanca.

Ambos eventos, han conmocionado al mundo entero por ser, en primer lugar, eventos imprevistos y por ser una tendencia marcada en contra de la globalización y la vuelta al nacionalismo económico, basado en el proteccionismo.

¿Cuáles son las consecuencias económicas previstas por el Brexit y la elección de Trump?

Hoy por hoy, existen dudas sustanciales sobre las diferentes consecuencias del Brexit. Y es que, en primer lugar, el alto tribunal británico ha fallado en contra del gobierno, por lo que será el propio Parlamento quien deba activar la salida de la Unión Europea.

Este hecho, contrasta con las palabras de la primer ministra Theresa May quien había detenido en varias ocasiones que su gobierno había recibido el mandato del pueblo británico y por ello, podría acogerse al artículo 50 del tratado de Lisboa y poner en marcha el Brexit sin necesidad de pasar por el Parlamento.

La consecuencia directa de Brexit se centra en el desplome de la libra esterlina. Esta devaluación perjudica el poder adquisitivo de los ingleses ya que el coste de las importaciones se ve incrementado, lo que supone un aumento de la inflación para la economía británica. De hecho, ya estamos viendo cómo la inflación del país se está incrementando hasta alcanzar un 0,5% el mes anterior.

1366 2000

En relación a la elección de Donald Trump, los diferentes analistas políticos ponen en tela de juicio la capacidad real de Trump de llevar a cabo su programa económico, tanto porque resulte cuestionable en algunos de sus puntos como por la posibilidad de ser bloqueado o moderado por el Congreso. Por lo que ésto es lo que definirá el impacto final de su victoria en la economía.

La gran preocupación económica reside en su marcada política proteccionista y cómo afectará a los acuerdos sobre libre comercio con sus socios comerciales, como el Acuerdo de Libre Comercio del Atlántico Norte y el Acuerdo de Asociación Trans-Pacífico.

Señales previas que no acertaron...

Si nos remontamos al Brexit, anteriormente teníamos un clima de confianza en relación a la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea. En las jornadas previas a la votación, vimos como la mayoría de sondeos mostraban un claro rechazo al Brexit, con una victoria del 48% a la permanencia frente al 46% del Brexit, con un 6% de los indecisos.

Brexit Poll Of Polls

La jornada anterior a la cita con las urnas, vimos que las bolsas descontaban la permanencia... Londres subía un 1,23%, París un 1,96%, Milán el 3,71% y Fráncfort un 1,85%. También lo vivimos en el mercado de divisas... Antes del referéndum la libra esterlina alcanzó máximos anuales y se pagaba a 1,49 dólares, una revalorización en la última semana del 4%.

El efecto Trump tampoco se esperaba en las encuestas, de hecho en la carrera a la Casa Blanca, la candidata Clinton mostró un dominio claro frente al candidato republicano. Antes de las presidenciales, Clinton adelantaba con tres puntos su ventaja en las encuestas frente a Trump (47,2% frente al 44,2%).

gráfico

El dólar se reforzaba ante la posibilidad de que la demócrata llegara al Despacho Oval frente al resto de divisas, destacando la subida contra el yen del 1,2%. La bolsa estadounidense, representada por el S&P500, subía un 0,38% en la sesión anterior a las elecciones y en el año avanzaba un 4,68%.

Las diferencias... ¿Cómo reaccionaron los mercados en ambos escenarios?

Tras conocerse ambos eventos, la volatilidad impregnó los diferentes parqués de la Bolsa. En el caso del Brexit, supuso el desplome de las bolsas, sin embargo, en las siguientes sesiones las bolsas consiguieron recuperar los niveles previos de las caídas.

Con el Brexit, la bolsa del Reino Unido, el FTSE 100, sufrió una caída de más del 8% en su apertura, para luego quedarse alrededor del -4% (pero a los tres días se recuperó de las caídas). En comparación, con Trump como próximo presidente de los Estados Unidos, vimos como los futuros del S&P500 caían un 3,5%, pero durante la sesión el selectivo norteamericano subió un 1,11%.

Sg2016062938677 Large Trans Mvdsehfjg0an6 V5cj0 Vtjac7qk Amc5hr8q0 G3a8

Para el Ibex 35, la sesión tras el Brexit fue la peor de su historia con un desplome del 12,35%. Mientras que tras conocerse la victoria de Trump, si bien el Ibex iniciaba la jornada con una caída del 4%, finalmente cayó un 0,40%.

En el terreno de divisas, en el caso del Brexit, la libra se llevó un varapalo histórico, llegó a caer más del 10% frente al dólar. A medida que han transcurrido las sesiones la libra ha seguido cayendo hasta cotizar en 1,24 dólares, niveles sólo vistos en 1985.

 1x 1

Bajo el "efecto Trump", el dólar caía frente al euro hasta cotizar el euro a 1,13 dólares, pero con el discurso conciliador de Trump y que Ewald Nowotny, miembro del consejo del BCE, anunció que el BCE está preparado para intervenir en los mercados si fuera necesario, le dieron la vuelta al cruce euro/dólar y el euro se depreciaba un 0,8% frente a la divisa estadounidense hasta los 1,0937 dólares.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos