Sigue a

Gato encerrado


Externalizar servicios es de gran utilidad cuando permite al personal que trabaja a tu cargo dedicarse a otras tareas más productivas. Por poner un ejemplo un arquitecto puede externalizar el cálculo de estructuras porque le sale más barato que lo hagan otros y dedicar el tiempo que le llevaría a captar nuevos clientes o pensar nuevos proyectos, pero si el arquitecto no tiene mucha carga de trabajo, ni muchos clientes que atender igual le sale más a cuenta hacer él mismo los cálculos de estructuras por más tiempo que le lleve.

Cuando desde el Gobierno o las administraciones se externalizan servicios, el criterio a seguir debería ser el mismo, que resulte más económico a igualdad de calidad del trabajo, y más teniendo en cuenta que son servicios que pagamos todos. Pero la realidad es que no es así, y eso no hay quien lo justifique, a continuación enumero algunos de los servicios externalizados, y lanzo al aire la pregunta: Si los servicios no salen más económicos y la calidad no parece que vaya a ser superior ¿A quien beneficia todo esto?, La pregunta es por supuesto retórica y cualquiera intuye la respuesta. Os dejo con los ejemplos:

  • La Seguridad Social externaliza la impresión y distribución de vidas laborales; más de 2.5 millones de euros por cinco meses de contrato, para hacer lo que venían haciendo los propios funcionarios; ahora si alguien les solicita la vida laboral, no se la pueden imprimir directamente, tienen que remitir la solicitud a la empresa concesionaria, que imprimirá y enviará esta al domicilio del interesado (que está en el mostrador), alargando el proceso innecesariamente.

Según denunciaban ya en agosto desde CCOO, el INE también externaliza servicios, lo que supone, según sus cálculos un severo sobrecoste frente a lo que supondría que ese trabajo lo realizase personal propio:

  • Servicios Informáticos de Administración del Sistema Web Integrado de Gestión Unificada de Encuestas. Expediente 01002740031N. Se contratan 2 técnicos durante 1 año por 194.995 euros. El mismo trabajo con personal propio cuesta 72.000 euros. El sobrecoste por externalizar es de 123.995 euros.

  • Asistencia técnica para el mantenimiento y desarrollos complementarios del Sistema Informático de Recogida de Datos del IPC. Expediente 01002740021N. Contratación de 1 analista programador durante 2 años por 118.118 euros. Sobrecoste de 46.118 euros.
  • Servicios de asistencia técnica para el mantenimiento y desarrollos complementarios de las Aplicaciones Informáticas de Gestión del Padrón Continuo del Instituto Nacional de Estadística. Expediente 01002740009N. 1 analista programador durante 2 años por 145.376 euros. Sobrecoste de 73.376 euros.
  • Servicios informáticos para la administración del sistema web externo del INE. Expediente 01001740103N. Contratación de 2 técnicos en las dependencias del INE durante 2 años por 207.501,54 euros. Sobrecoste de 63.501 euros.
  • Mantenimiento integral de los bienes muebles e inmuebles respecto a los oficios de cerrajería, carpintería, ebanistería, cristalería y persianas en los edificios de los SS.CC del INE. Expediente 01002730104N. 2 oficiales de lunes a viernes, de 8 a 15 horas durante 1 año, por 87.300 euros. El coste laboral de 2 empleados públicos de la misma categoría no llega a 42.000 euros con lo que el sobrecoste es de 45.830 euros.

Y estos son sólo unos pocos ejemplos de como se “administra”, y luego “no queda más remedio” que aplicar severos recortes porque “no hay dinero”.

En El Blog Salmón | ¿Pensiones o prestaciones sociales? Y los gastos superfluos, ¿para cuándo?, Externalizar los servicios públicos… ¿por qué es malo?
Imagen | Fran Carreira

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios