Sigue a

En los últimos 15 días ha tenido lugar un pequeño culebrón en tierras guipuzcoanas. La diputada foral de Movilidad e Infraestructuras, Larraitz Ugarte, portavoz del gobierno foral guipuzcoano, fue acusada por parte del PSOE de cobrar indebidamente la RGI, Renta de Garantia de Ingresos, una renta de subistencia. Entiendo que, a pesar de la punta que le han querido sacar a posteriori, la versión de Ugarte sobre la legalidad del cobro de dichas ayudas es coherente, tal y como parece haberle quedado claro a todo el mundo menos al mencionado PSOE. Por tanto, nada que reprochar legalmente a la política de Bildu.

Cosa bien distinta es que el no-caso Ugarte haya servido para traer a colación el chirriar del subsidio social generalizado. Que sea legal no quiere decir que no hiera un tanto la sensibilidad, y más en tiempos de crisis. Lo curioso es que a la diputada no parece llamarle la atención. No hay más que leer sus declaraciones:

Estoy muy orgullosa de haber pedido esas ayudas. Podía habérselas pedido a mis padres, pero son gente sencilla, de clase trabajadora, y yo soy orgullosa y quería sacar a mi familia adelante con mis propios medios.

¿Con sus propios medios? El dinero recaudado por vía legal de los demás guipuzcoanos no parece que sea asimilable a sus propios medios. Es curioso que se sienta orgullosa de no depender de sus padres, a los que les une un vinculo familiar y afectivo, pero le parece fantástico el depender del resto de los guipuzcoanos, del trabajo de los mismos, que la inmensa mayoría ni le conocen. Y vuelvo a preguntarme: ¿con sus propios medios?

Es curioso, pero esta polémica coincide en el tiempo con otros dos sucesos ilustrativos del estado de la cuestión:

  • PSOE y Bildu pactan acabar en esta legislatura con las EPSVs, el equivalente a los Planes de Pensiones en dicha provincia. Y es que parece que hay que impedir que la gente que de verdad intenta valerse por sus propios medios siga haciéndolo. Es curiosa la postura del PSOE, el partido que implantó en España los Planes de Pensiones y que esta empeñado en acabar con ellos.
  • Bildu propone subir el tipo marginal del IRPF en Guipuzcoa al 50%, lo que resulta absolutamente complementaria de la medida anterior, que hay mucho demandante orgulloso de sus “propios medios”, perdón, de sus subvenciones, para salir adelante.

  • Esto me recuerda a esa encuesta de CISS, según la cual El País concluía que la mayoria prefería pagar más impuestos:

    En medio del debate sobre la necesidad de subir o bajar los impuestos para atajar la crisis económica, según el barómetro del CIS el 41,3% de los encuestados cree preferible “gastar más en prestaciones sociales y servicios públicos, aunque eso signifique pagar más impuestos”.

    A ver si va resultar que lo pretende ese 41,3% es que otros (los de siempre, los esclavos fiscales) paguen más impuestos.

    En El Blog Salmón | Los impuestos subirán en España, ¿Más liquidez en los Planes de Pensiones?

    Los comentarios se han cerrado

    Ordenar por:

    17 comentarios