Draghi se compromete a defender a España e Italia para evitar el colapso de la zonaeuro

Sigue a

Mario Draghi



El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, se comprometió ayer a hacer todo lo necesario para proteger a las economías de España e Italia y evitar así el colapso de a zonaeuro. La medida de Draghi incluirá la intervención del BCE en el tema de la deuda soberana para reducir los costos irrazonablemente altos de endeudamiento que han escalado a niveles del 7 y 6 por ciento para España e Italia respectivamente. Tras el anuncio, el costo de la deuda pública de ambos países que había llegado a máximos como vimos en este post, descendió con fuerza en una tendencia que puede continuar en los próximos días. Draghi señaló:

“Dentro de nuestro mandato, el BCE está dispuesto a hacer todo lo que sea necesario para preservar el euro. Y créanme, va a ser suficiente”… “En la medida en que el tamaño de los costos de endeudamiento impiden el funcionamiento de los canales de transmisión de la política monetaria, nosotros debemos cumplir nuestro mandato”.


Estos son los comentarios más audaces que Mario Draghi hace tras nueve meses de mandato y sugieren que el BCE está dispuesto a remar de nuevo en la crisis de la deuda para defender a Italia y España, cuyos costos de endeudamiento se han disparado a niveles insostenibles y que infligen mucho dolor a la economía de estos países.

Tras el auncio las bolsas europeas vivieron una jornada de fiesta. El Ibex 35 escaló 6,06% en la jornada, el euro se apreció frente al dólar mientras los bonos alemanes se tornaron negativos en respuesta a la medida y reduciendo el diferencial del costo de la deuda pública con los otros países.

Con este anuncio, el BCE volverá a comprar bonos de los países en problemas reanudando una tarea que había suspendido durante varios meses ante los temores de un brote inflacionario. Pero, como en rigor la inflación es el último de los problemas que hoy preocupa a Europa (la variación del el Ïndice de Precios Industriales, IPRI, descendió -0,5% en junio), Draghi se puede hoy dar el lujo de inyectar dinero a los gobiernos, inclusive por la puerta trasera.

Draghi opta así por el camino que han tomado la Reserva Federal en Estados Unidos y el Banco de Inglaterra en el Reino Unido, conocido como flexibilización cuantitativa, eufemístico nombre para la impresión de dinero. Lo que debemos tener en cuenta es que esta impresión de dinero tanto en Estados Unidos como en el Reino Unido no ha resuelto los problemas y estos países se encuentran de regreso en la recesión, una recesión que será más profunda que la vivida en el período 2008/2009.

El pretexto de Draghi para imprimir dinero ha sido esta vez la comprobación de que los mecanismos de transmisión de la política monetaria no se están produciendo. Esto es bastante lógico si tomamos en cuenta la masiva fuga de capitales que vive la economía hacia los paraísos fiscales, así como la desconfianza global que se ha generado en torno al sistema financiero. La propuesta de Draghi no resuelve los problemas de la crisis del euro, y tampoco será sinónimo de empuje económico como muestran los ejemplos de Estados Unidos y Reino Unido. Pero permitirán eso sí, algo de aquello que más apetecen los líderes europeos: ganar tiempo, para esperar un milagro.

En El Blog Salmón | Demasiado grandes para caer.. y demasiado grandes para ser rescatados, Draghi se une a las voces que llaman a una quita de deuda española

Imagen | European Parliament

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

34 comentarios