Compartir
Publicidad

Draghi se une a las voces que llaman a una quita de deuda española

Draghi se une a las voces que llaman a una quita de deuda española
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hasta ahora han sido muchos los expertos que señalaban como irremediable una quita de parte de la deuda española. Ahora también se apunta desde las instituciones europeas o, al menos, sus representantes. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha dicho en una entrevista en el periódico Le Monde que los acreedores de los bancos también deben participar en la solución de la crisis del sistema financiero español.

La presión por la deuda ha colocado a España en la ‘espiral de la muerte’ como nos decía ayer Marco Antonio. El costo de la deuda alcanzó el 7,27% (para 2013 el Gobierno ha ‘reservado’ casi 40.000 millones de euros sólo para pagar intereses), con la prima de riesgo desbocada por encima de los 600 puntos y las previsiones de crecimiento empeorando. Ante esta situación hay pocas salidas que no sean drásticas y la quita era una que se lleva barajando por muchos economistas desde hace tiempo.

En el caso de Draghi ha sido claro en su justificación: “Los contribuyentes ya han pagado mucho; hay que proteger a los ahorradores, pero los acreedores deben estar asociados con la resolución de la crisis para limitar el compromiso de los contribuyentes”. Desde hace tiempo, el esfuerzo llega en forma de brutales tijeretazos que no harán más que ahondar en recesión.

¿El antecedente más reciente? La quita griega se aprobó en marzo por parte del grueso de sus acreedores privados. La cantidad total: algo más de 100.000 millones de euros a través de un canje de los bonos por otros depreciados más de la mitad. El problema radica en que la medida no rebajó la tensión sobre la economía helena.

El planteamiento por parte del BCE es la alternativa a las acciones que le reclama el Gobierno. Hoy mismo ha exigido que contrarrestre a los mercados con la compra de deuda. Una medida que pospondría una solución estable a la desconfianza creciente hacia España y que no es, en absoluto, bien vista por la institución bancaria.

El tiempo se agota y las soluciones deben llegar, pues la presión y la desconfianza siguen in crescendo.

Más información | Entrevista en Le Monde (en francés)
En El Blog Salmón | La quita de Grecia, el tema de la semana, ¿Es demasiado pronto para pedir que se marche el Sr. Draghi?
Imagen | European Parliament

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos