Compartir
Publicidad

El modelo IS-LM y las políticas macroeconómicas

El modelo IS-LM y las políticas macroeconómicas
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad
El modelo IS-LM

El modelo IS-LM constituye uno de los núcleos centrales de la síntesis neoclásica y muestra la relación entre las tasas de interés, el producto real, el mercado de bienes y servicios y el mercado de dinero. Es una de las herramientas básicas para conocer la política económica y por eso es un necesario Concepto de Economía. El eje de las absisas representa el nivel de ingreso Y (o PIB de un país), y el eje de las ordenadas la tasa de interés i de ese país. La curva IS representa todos los puntos de equilibrio en el mercado de bienes y servicios y debe su nombre a los términos Inversión y Ahorro (Save, en inglés). La curva LM representa todos los puntos de equilibrio en el mercado de dinero y debe su nombre a L (preferencia por la liquidez) y M (suministro de dinero). La intersección de ambas curvas constituye el momento del "equilibrio general", donde existe un equilibrio simultáneo en ambos mercados. Hay que señalar que el modelo IS-LM es un instrumental para el análisis estático de la economía pero constituye un valioso aporte a la comprensión de la macroeconomía y la política económica, es decir, la política fiscal y la política monetaria. Antes de la existencia de este modelo no había herramientas metodológicas para adoptar políticas económicas y a su inexistencia se atribuyen grandes crisis como la gran depresión de los años 30. Es preciso señalar que este modelo se utiliza para estudiar el corto plazo, y cuando los precios son relativamente estables o hay una inflación reducida. De ahí que no establezca diferencias importantes entre la tasa de interés nominal y la tasa de interés real (ajustada por la inflación). Hay que recalcar que este modelo no dice nada del mercado del trabajo, dado que los modelos neoclásicos siempre consideran la existencia de "pleno empleo" en el mercado del trabajo. Estas limitaciones no impiden valorar el mérito analítico que ofrece el modelo IS-LM.

Este modelo que es estratégico para la aplicación de políticas económicas nació en la conferencia econométrica celebrada en Oxford en septiembre de 1936, a raiz de la publicación de la Teoría General del Empleo, el Interés y el Dinero, de John Maynard Keynes. Los economistas Roy Harrod, John Richard Hicks y James Meade, presentaron documentos que intentaron resumir, en términos matemáticos, los planteamientos de Keynes respecto a la importancia de la tasa de interés en las economías de mercado. John Hicks fue finalmente quien desarrolló el modelo y lo presentó a Keynes en su documento Mr Keynes y los clásicos, una interpretación sugerida. Años más tarde el mismo Hicks (y tras la muerte de Keynes ocurrida en 1946) señaló que el modelo perdía puntos importantes de la teoría keynesiana, como el principio de incertidumbre que recorre la obra de Keynes. En este aspecto, la preferencia por la liquidez pasa a tener un rol muy subestimado al interior del propio modelo dado que la preferencia por la liquidez tiene un sentido más verdadero en presencia de incertidumbre (tema que no toma en cuenta el modelo IS-LM al no considerar el largo plazo y los modelos dinámico-estocásticos de equilibrio general, que son incorporaciones más recientes).

La geometría del modelo

La curva IS representa el lugar geométrico de todos los puntos donde el gasto total (consumo + inversión + gasto del gobierno + exportaciones) es igual a la producción total de la economía, el PIB, o ingreso Y. Representa también todos los puntos de equilibrio en los cuales la inversión total es igual al ahorro total: ahorro de los consumidores más ahorro del gobierno (superávit presupuestario) más ahorro externo (superávit comercial). Al igual que en el modelo del Equilibrio General Walrasiano, aquí no existe acumulación de inventarios no planeados, descartando el tema de la especulación. La curva IS está definida por la siguiente ecuación:

Y = C(Y- T(Y)) + I(i) + G + NX(Y)
Donde Y representa el ingreso, C el consumo como una función creciente del ingreso una vez deducidos los impuestos T(Y); I(i) representa la inversión como una función decreciente de la tasa de interés real; G, el gasto público y NX(Y) las exportaciones netas (exportaciones menos importaciones) como una función del ingreso. Nótese que en esta ecuación el gasto público es exógeno dado que se ha decidido ex-ante. El supuesto, en todo caso, es G=T (el gasto público es igual a la recaudación tributaria). La pendiente negativa de la curva IS refleja la dependencia de la inversión a la tasa de interés. Mientras más baja sea la tasa de interés, mayor será el estímulo a invertir y el desplazamiento será hacia abajo y hacia la derecha de la curva, aumentando el ingreso o PIB real.

La curva LM representa todos los puntos en los cuales las diversas combinaciones de tasa de interés y niveles de ingreso real del mercado monetario está en equilibrio. Su pendiente positiva refleja el rol del dinero en la economía de manera simple y elegante: una alta tasa de interés incentiva la inversión, lo que estimula el ingreso (PIB) y su desplazamiento hacia la derecha; mientras que una baja tasa de interés desincentiva la inversión y hace que empresas e individuos opten por tener grandes cantidades de dinero en efectivo (preferencia por la liquidez), lo que provoca una caída en el ingreso (PIB). Uno de los puntos extremos de esta situación es cuando las tasas de interés son tan bajas que la preferencia por la liquidez se convierte en Trampa de liquidez. La curva LM está definida por:

M/P = L(i,Y)
M/P representa la cantidad de dinero real, donde M es la cantidad de dinero nominal y P es el nivel de precios. L es la demanda real de dinero, que es una función de la tasa de interés i y del PIB o ingreso real Y. Al igual que con la curva IS, cada punto de la curva LM representa una situación de equilibrio en el mercado de dinero. Esto incluye la necesidad de mantener efectivo para las transacciones cotidianas, lo que se relaciona positivamente con el PIB real. Aunque en este modelo el PIB se considera exógeno a la función de preferencia por la liquidez, si el PIB aumenta por un aumento del estímulo a invertir, también lo hace el gasto y el consumo. Esto impulsa las fuerzas centrífugas que impulsan el equilibrio hacia arriba y hacia la derecha.

Equilibrio de fuerzas

Como en todos lo modelos de la síntesis neoclásica el equilibrio de mercado está dado por la resultante de las fuerzas centrífugas y centrípetas de cada una de las funciones. Las fuerzas centrípetas (o gravitatorias) responden a la idea de convergencia en un equilibrio estable (como la teoría del equilibrio general walrasiano, que busca la convergencia o el centro de gravedad), mientras las fuerzas centrífugas o de expulsión son las que proporcionan la propia idea de competencia en la economía de mercado. Esto indica que el equilibrio, por estático que parezca, es un equilibrio cargado de fuerzas centrípetas y centrífugas que aportan su propio dinamismo.

Asimismo, y como en todos los modelos de la síntesis neoclásica, no debemos confundir los movimientos endógenos al interior de las curvas, de los desplazamientos exógenos provocados por un cambio en la política fiscal o monetaria. Por ejemplo, si el gobierno determina un aumento en el gasto público y la inversión, la curva IS se desplaza hacia la derecha, lo que provocará un aumento en el PIB. Si, a la inversa, opta por un recorte en el gasto público y la inversión, el PIB se contrae. Lo mismo para un aumento en la oferta de dinero por el Banco Central: si el banco central aumenta la oferta de dinero, la curva LM se desplaza hacia la derecha, lo que puede implicar un descenso en la tasa de interés si no se produce un aumento en el gasto público o la inversión privada. Este último punto es un tópico que siempre está en la mira de quienes critican el gasto público y se conoce como el Crowding-Out o efecto desplazamiento de la inversión por el aumento del gasto público. Muchos teóricos sospechan que el gasto público no hace más que desplazar o reducir las opciones a la inversión privada. La idea que hay detrás de los recortes del gasto público es justamente la de despejar la cancha para que cunda la iniciativa privada.

¿Es válido aún el modelo IS-LM?

Desde su formulación en los años 30, la economía ha dado un vuelco crucial en el mundo de las finanzas y la política monetaria. Hoy no es el mercado el que determina la tasa de interés sino que son los bancos centrales quienes manejan los tipos de interés, asignando un gran protagonismo al sistema financiero y la gran variedad de derivados que han transformado la actividad económica en los últimos 30 años. Además, el modelo representa la curva del equilibrio en el mercado de bienes y servicios (IS), como un flujo, mientras representa la curva en el mercado de dinero (LM) como un stock. Esta doble naturaleza crea conflictos a la hora de hacer análisis más rigurosos. Al mismo tiempo, es un poco ilógico dar por conocido el nivel del PIB (en el eje horizontal) cuando es justamente la variable que depende de todo el conjunto de factores que lo constituyen.

Asi y todo, el modelo IS-LM es un interesante modelo explicativo que permite acercarse a la comprensión de la macroeconomía y sus elementos subyacentes. Tiene además el componente esencial de acercarse a la teoría con una idea básica y simple, para desde ahí avanzar hacia algo más complejo. A partir de aquí podemos comprender parte de las políticas monetarias y fiscales, y los impulsos que las generan. En un próximo post veremos más a fondo los problemas centrales de este modelo.

En El Blog Salmón | ¿Qué es la Teoría del Equilibrio General Walrasiano?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio