Compartir
Publicidad

El mes de los planes de pensiones

El mes de los planes de pensiones
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Se acerca el final del año y, junto al anuncio de la lotería, las luces colgadas en las calles, los polvorones invadiendo los supermercados o las colonias arrasando en la publicidad, vuelven con fuerza los planes de pensiones. Las entidades financieras lanzan agresivas campañas para captar negocio con este producto, haciéndo énfasis sobre todo en las ventajas fiscales derivadas de su utilización. Y es que las aportaciones realizadas hasta final de año tendrán impacto en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) correspondiente a 2005, así que es el momento de hacer cálculos.

Las armas utilizadas por las entidades financieras en el proceso de captación son muchas. Desde ofrecer comisiones bajas, a retribuir en efectivo o con regalos el traslado de un fondo desde otra entidad... una gran variedad de ofertas que hacen dudar al inversor. Los planes de pensiones son, en términos generales, planes de ahorro indisponibles hasta el momento de la jubilación (aunque hay otras posibilidades de rescate). Su auge es debido, por un lado, al ventajoso tratamiento fiscal que tienen en España (aunque la futura reforma fiscal parece que va a atenuarlo en cierta medida, lo que está generando cierta incertidumbre) y, por otro, a las dudas que genera el sistema público de pensiones y que llevaron a incluir como recomendación, en los Pactos de Toledo, complementarlo con pensiones privadas.

Hay planes de pensiones muy variados en cuanto a la estructura de inversión que tienen detrás: planes de renta fija, planes de renta variable (ligados a distintos indicadores), planes mixtos..., el objetivo es buscar la mayor revalorización posible a los ahorros que se van depositando. En general, se recomienda que las personas más jóvenes inviertan una mayor proporción en renta variable, reduciendo dicha proporción a medida que se acerca la edad de jubilación; hay momentos para correr riesgos, y otros para asegurar.

También hay diferencias entre la forma de recibir las percepciones del capital acumulado en el momento de la jubilación: percepción del capital (se recibe todo el dinero acumulado) frente a percepción de renta (se percibe el dinero en forma de renta recurrente en los años posteriores a la jubilación).

En fin, es el momento de plantearse si quiere uno un plan de pensiones, de elegir sus características y la entidad con quien contratarlo. Oferta, desde luego, no va a faltar.

Más información | Manual de planes de pensiones, en Finanzas.com En El Blog Salmón | La edad de jubilación, más lejos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos