Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Tiene Rodríguez Zapatero respuestas para la crisis?

Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer fue la anoche. Tal y como señalábamos, tenía preguntas que responder. Muchas, lógicamente, sobre la crisis económica y el futuro que nos espera en relación con la misma. Y el Presidente de este Gobierno, que parece sentirse más cómodo en un plató que en el Congreso de los Diputados, fue a dar la cara, según sus propias palabras. Vamos, que como el dijo, este tema era objeto de conversación con su mujer con suma frecuencia.

No se cual será vuestra opinión sobre la comparecencia. Si con el post de ayer trataba de obtener un muestreo de preguntas que pudiesen hacer los lectores de El Blog Salmón, hoy busco que compartamos nuestras impresiones sobre la intervención de ZP. Supongo que no sorprendo a nadie si digo que mis sensaciones no son buenas, que me temo que se esta viendo superado por los acontecimientos, y que la factura de su aprendizaje la vamos a pagar entre todos. Es lo que pienso, y a título de ejemplo os dejo las siguientes reflexiones u ocurrencias que apunté a vuelapluma:

  • Sus asesores (no son centenares, son sólo setenta y tantos, menos mal) lo tienen claro. La crisis es un problema mundial, y el epicentro de la misma esta en los EEUU (donde fluye la avaricia, la codicia, y digo yo que también las frases de las que se apropia, sean de políticos o periodistas, etc). En definitiva, que nos ha tocado, pero que poco tenemos que ver con ella. A mi me suena a un me han suspendido. Lo más gracioso es que, cuando le exigen tomar medidas con los asesores que o bien nos mintieron o bien se equivocaron, dice que de eso nada, que ese es el mismo equipo que llevó a España a la Champion League. Siguiendo el paralelismo, yo he aprobado.

    Que existe una crisis mundial es de perogrullo, pero que en España esta alcanzando caracteres más sombríos que en otros países de nuestro entorno, también. Rodríguez Zapatero casi parecía sacar pecho cuando repasaba la lista de victimas bancarias, como queriendo decir que lo ocurrido en EEUU, Reino Unido o Alemania, aquí no ha pasado. Pero lo que el Presidente no explico es que aquí el paro se esta disparando en número y aceleración de la tendencia de un modo mucho más elevado que en esas naciones. Pero claro, decirlo supone reconocer que si bien la crisis es global, nosotros tenemos nuestra propia crisis endógena, derivada de un modelo económico insostenible, de una Administración hipertrofiada que devora incansablemente recursos, etc. Estábamos al borde del precipicio, y la ruptura de los mercados financieros internacionales fue esa mano amiga que nos lanzó al vacio. El Presidente no habló de la Ley del Suelo, del Gasto Público de las CCAA, de nuestra baja tasa de ahorro, de nuestra lamentable balanza exterior, etc.

  • He de reconocer que me produjo sonrojo como se escondía detrás de las predicciones de otros Gobiernos, de instituciones internacionales, para demostrarnos que sus alusiones al pleno empleo, al optimismo económico, a calificar, en boca de su troupe mediática de cenizo a todo aquel que se cuestionase la buena marcha de la economía. Su razonamiento es todos nos equivocamos, pero nos mentimos. Y como nos equivocamos todos, aquí Fueteovejuna, la equivocación casi no existe.

    Creo que nos toma por ilusos. Muchos somos ya mayores para darnos cuenta de que para que un Gobierno reconozca la que se le viene encima debe ser algo así como la tormenta perfecta. vamos, como lo que estamos teniendo justo ahora. Hasta que se desploma sobre los ciudadanos, el político se empeñara en negarlo, ya que esta en juego su puesto, y recurriría a todo, incluso hasta llamar antipatriota a áquel que le ponga en solfa. Eso pasa con los Gobiernos y con buena parte de las instituciones internacionales, que son copadas por conmilitones de los Gobiernos antes citados. Eso si, una vez se produce el estallido, unos asumen los daños, son realistas, y otros nos conducen por la senda del optimismo antropocéntrico.

    Esta claro que el argumento del socialista tiene escaso recorrido. pero incluso de creerle encierra una peligrosa carga de cara al futuro. Actualmente, las predicciones del Gobierno español para nuestro país son más optimistas que las de esas instituciones internacionales. tal y como ha declarado nuestro Presidente anteriormente, confía en que se equivoquen, ya que lo hicieron en el pasado (es muy feo recriminar a tu coartada). Y me pregunto yo, si el que no acierta es de nuevo él, ¿tendremos derecho los españoles a considerar que es un mentiroso compulsivo?

  • Por otro lado, Zapatero insistió en usar la filosofía de Van Gaal para la gestión económica. La filosofía es un estado de ánimo, la positividad, buen rollito, preocuparse puede ser negativo. Ya. El problema de que un tema no sea tu fuerte es que lo más sencillo es aferrarse a conceptos vagos, abstractos, a soluciones de tipo libro de autoayuda de grandes almacenes. Por supuesto que en la economía existe un destacado componente anímico, relacionado con las expectativas. Pero es una variable más, insuficiente por si sola para cambiar una tendencia. Pero ya que hablo de ella, me extraña que no asumiese su cuota de responsabilidad en que los españoles no seamos optimistas en ese sentido. ¿Es consciente de la relación de las expectativas con términos como credibilidad o estabilidad? No hubiese estado mal que detallase como este Gobierno ha trabajado en reforzar esas variables. ¿o no ha sido así?
  • Para acabar con el breve repaso a su lista de meteduras de pata, que decir de esa invocación al consumo. ¿Nadie le puede explicar a este hombre que buena parte de la crisis se ha debido a un consumo exagerado, basado en el endeudamiento? El consumo es necesario, pero debe guardar un equilibrio con la tasa de ahorro, con la productividad, con la inversión en activos productivos. Pensar en el consumo como en una especie de piedra filosofal es escandaloso. Y sorprendente en un socialdemócrata
  • Creo justo el valorar positivamente que señaló que la Justicia es un absoluto desastre(aunque me temo que buscaba dirigir el foco de la gente hacia los jueces) y que era prioritario el tema de la Educación. claro que uno se pregunta que ha hecho en esta última materia. Claro que lo más importante igual no es tanto los contenidos o los títulos, como los valores que se han de impartir en la escuela (trabajo duro,responsabilidad, etc…) que no son ni mucho menos los de su cuestionada Educación para la Ciudadanía. Por cierto, ¿qué dicen los manuales de esta neoasignatura sobre la figura del empresario, ese que tanto valora ZP?

Vuestro turno.

Más información|El Mundo, El País
En El Blog Salmón|¿Tenemos preguntas para Rodríguez Zapatero?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos