Compartir
Publicidad

El fin de la hegemonía estadounidense

El fin de la hegemonía estadounidense
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La influencia y el poder de los EEUU ya no serán más lo que fueron. Su hegemonía política, económica y militar del último siglo está llegando a su fin. Así se desprende del informe de 120 páginas del National Intelligence Council (NIC) en Global Trends 2025, disponible aquí que plantea el término del mundo unipolar y el arrivo a un multilateralismo en el cual China, India y Rusia restarán fuerza al predominio estadounidense. Se prevé que para el 2025 la fuerza relativa de los EEUU declinará y sus palancas de influencia serán más limitadas, siendo solo uno más entre los actores mundiales, y con un papel menor y no decisivo como lo fue en el pasado.

La crisis financiera y el desplome de la ex superpotencia nos da una seña de lo profunda que será la crisis económica mundial que está comenzando. En este aspecto será muy difícil no cuestionar los aspectos básicos del modelo económico aplicado en la mayoría de los países, así como la debilidad de los mecanismos reguladores. Desde los años 80 con los gobiernos de Reagan, Bush padre, Clinton y Bush jr., Washington se acostumbró a sermonear al resto del mundo sobre cómo mantener en orden las finanzas, via FMI y consenso de Washington, descuidando completamente las propias a un nivel de irresponsabilidad y exuberancia irracional. Ahora todo ese sermón suena falso y la credibilidad de ese país está por los suelos.

Una de las conclusiones centrales de Global trends 2025: A transformed world (Tendencias globales 2025: un mundo transformado), es el paulatino abandono del dólar y la fuerza creciente de las monedas asiáticas, continente que emergerá con fuerza y verá un creciente desplazamiento de riqueza de Occidente hacia Oriente en términos de desarrollo tecnólógico y también en el desarrollo de la cultura. Hollywood cederá terreno a las producciones asiáticas y su cultura se populizará masivamente. La predicción positiva del informe es el debilitamiento de Al Qaeda y del terrorismo en general, así como del bajo riesgo hacia el uso de armas nucleares.

El trabajo confirma que será Brasil y no México el país latinoamericano que ganará considerable influencia en la escena global, pues junto con Rusia ayudará a definir los nuevos desafíos y reglas del juego de la humanidad. El cambio climático será el mayor problema y la escasez de agua potable y las menores cosechas en algunos puntos del planeta (por cada grado en que aumenta la temperatura la producción agrícola decrece un 10%) crearan dificultades y hambre. Pero este incremento en la temperatura beneficiará a Canadá y Rusia por el aumento de su capacidad agrícola y el mejor y más fácil acceso a las reservas petrolíferas del norte, serán elementos que reforzarán poderosamente sus economías.

Estados Unidos seguirá entrampado y vivirá una década perdida producto del enorme déficit dejado por la administración Bush. Su deuda supera los 10,5 billones de dólares y crece a razón de un millón por minuto (US$1.400 millones diarios). De ahí la importancia de lo que pueda hacer Barack Obama para revertir un escenario potencialmente adverso en toda la linea. Si será un nuevo Franklin Delano Roosevelt que liderará al país en las tormentosas aguas de su actual colapso y desplome, está por verse.


Más Información |Global Trends 2025
Video | El fin del mundo tal como lo conocemos
Imagen | http2007

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio