Estos son los países occidentales que han vuelto a implantar el servicio militar obligatorio por miedo a una guerra con Rusia

Estos son los países occidentales que han vuelto a implantar el servicio militar obligatorio por miedo a una guerra con Rusia
Sin comentarios

La entrada de Suecia en la OTAN no ha hecho más que tambalear los cimientos de las potencias occidentales, que ven al presidente ruso, Vladimir Putin, como una amenaza latente, especialmente tras sus alianzas armamentísticas y nucleares con su homónimo de Corea del Norte, Kim Jong-un.

Bruselas reconoce abiertamente que la invasión de Ucrania ha transformado por completo la forma en la que los países valoran sus capacidades militares. De este modo, la nueva estrategia supondrá movilizar hasta 1.500 millones del Fondo Europeo de Defensa para acometer compras conjuntas de carácter armamentístico.

Se calcula que la UE ha aumentado hasta en un 50% su capacidad de producción desde el inicio de la guerra, teniendo en cuenta además que la inversión en Defensa en 2022 fue de 58.000 millones de euros. Esta situación de necesidad de una economía de guerra y la posible victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de EEUU de noviembre, hacen a la OTAN mirar con recelo la situación, antes de verse desprotegidos por el país norteamericano.

De hecho, Bruselas considera que la próxima década será crucial y que el poder militar de los países debe convertirse en una estrategia urgente.

El retorno del servicio militar obligatorio

Éste comenzó a desaparecer tras el final de la Guerra Fría y la caída del Muro de Berlín, hasta tal punto que solo once países de Europa lo mantienen: Suecia, Noruega, Lituania, Letonia, Dinamarca, Grecia, Francia, Turquía, Finlandia, Austria y Estonia

Rusia mantiene la obligatoriedad del servicio militar, pasando la edad máxima de reclutamiento de los 27 a los 30 años, ampliando así el número de hombres que podían ser alistados. En el caso de Ucrania, la movilización masculina es obligatoria para varones entre 18 y 60 años, estando prohibido salir del territorio, pese a que unos 65.000 podrían haberlo abandonado ante el inicio del conflicto armado.

En Dinamarca el servicio es obligatorio, aunque actualmente hay suficientes voluntarios para cubrir las plazas vacantes. No obstante, el gobierno ha multiplicado su gasto en Defensa hasta el 2,4% del PIB. En las últimas horas, la primera ministra, Mette Frederiksen, ha anunciado la ampliación del reclutamiento a mujeres y el aumento del tiempo de servicio de cuatro a 11 meses para ambos sexos.

En Suecia se introdujo el servicio militar obligatorio en 2018, mientras que en Finlandia todos los varones mayores de 18 años son llamados a la formación que dura entre 6 y 12 meses. Después pasan a la reserva hasta los 60 años. Para las mujeres el servicio militar es voluntario.

Llama la atención el caso de Francia, donde el servicio militar obligatorio desapareció en 2013, aunque en 2018 el presidente Emmanuel Macron impulsó un nuevo formato con un mes de servicio obligatorio para ambos sexos, que entrará en vigor en 2018. El Servicio Nacional Universal (SNU) implica que solo es obligatorio ser voluntarios durante un mes para los ciudadanos de entre 15 y 17 años.

En Reino Unido también existe un movimiento, por parte de los altos funcionarios militares, que han solicitado la posibilidad de recuperar la ‘conscription’, aunque parece inviable en un país donde hace 60 años que no existe y en el que hasta 1960 solo se había articulado en periodos muy concretos.

El caso de Noruega también es singular, pues de los 60.000 candidatos que precisan, solo se reclutan unos 9.000 para un servicio militar que dura unos 19 meses.

Hay países como Rumanía y Alemania en plena encrucijada. El primero ya ha presentado el proyecto de ley para poner en marcha su servicio militar obligatorio, mientras que el segundo lo ha puesto sobre la mesa, asegurando el canciller alemán, Olaf Sholz, que fue un error eliminarlo y que había que estar preparados para una posible guerra en Europa. De hecho, diferentes fuentes apuntan a 2025 como el año señalado.

Austria votó en 2013 un servicio militar obligatorio de seis meses o nueve meses de prestación social sustitutoria. En Suiza los mayores de 18 años están obligados, aunque para las mujeres es voluntario, mientras que en Polonia se abolió el servicio en 2009 pero el gobierno decidió en 2017 potenciar el Ejército con la creación de la Fuerza de Defensa Territorial (cuerpo paramilitar de 30.000 voluntarios).

En Estonia el servicio militar es obligatorio para todos los jóvenes (dura de 8 a 11 meses), en Lituania se reintrodujo en 2015 para jóvenes de 18 a 26 años tras su abolición en 2009 y en Letonia se aprobó en 2023 la Ley del Servicio de Defensa Nacional, la cual contempla la reintroducción del servicio militar voluntario para varones mayores de 18 años a partir de 2024. El objetivo es que en 2028 sean convocados 7.500 letones al año.

La situación de España

A día de hoy, no se plantea el retorno del servicio militar obligatorio a España. Recordar que el gobierno de José María Aznar puso fin a más de dos siglos de reclutamiento en 2001 con el Real Decreto del 9 de marzo. No obstante, oscilan en el ambiente ideas de algunos representantes políticos que abogan por una mayor apuesta en defensa y por un reclutamiento obligatorio, como sucede en Francia, que también implique a las mujeres.

Pese a todo, es una medida que debe meditarse con cautela, ya que puede ser contraproducente. Generaría un mayor distanciamiento entre las generaciones más jóvenes (más formadas, descontentas y desmotivadas) y el Estado.

Temas
Inicio