Publicidad

Trump amenaza de nuevo ¿se pone en peligro la tregua comercial con China?

Trump amenaza de nuevo ¿se pone en peligro la tregua comercial con China?
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Trump vuelve con las amenazas contra China... El pasado domingo vimos como el presidente Estados Unidos criticó a China por sus prácticas comerciales específicamente ha comentado que Estados Unidos estaba perdiendo miles de millones de dólares y prometiendo proteger el comercio estadounidense a medida que se incrementaba la tensión tras amenaza de incrementar los aranceles.

Específicamente lo que han apuntado que se incrementaría en los aranceles sobre las importaciones de China por un valor de 200.000 millones de dólares, lo que se traduciría en una vuelta de tuerca en la actual disputa que se está llevando a cabo por los aranceles entre Washington y Pekín.

La pregunta que cabe hacerse es si esta amenaza se trata de otro de los exabruptos del presidente de la primera potencia económica o forma parte de la negociación establecida entre el mayor proveedor y el mayor cliente del mundo.

¿Se complican las negociaciones comerciales?

Se trata de un movimiento inesperado en medio de las negociaciones ya que todo el mundo esperaba que las conversaciones fueran en la dirección correcta y que estuvieran a punto de terminar.

De hecho, anteriormente, Trump y sus asesores habían dicho que las conversaciones estaban progresando bien en una ronda de negociaciones en Pekín la semana pasada. Pero el domingo, Trump aseguró que un acuerdo comercial se estaba desarrollando muy lentamente.

También dijo que impondría aranceles del 25% a 325.000 millones de dólares de productos chinos el próximo viernes, lo que significaría esencialmente que todos los productos importados de China a Estados Unidos estarían cubiertos por aranceles.

Trump

Y añade que "Los aranceles pagados a los Estados Unidos han tenido poco impacto en el coste del producto, principalmente a cargo de China". Una afirmación que sin duda se aleja de la realidad ya que las importaciones pagan los aranceles, a su vez elevan sus precios para cubrir el coste adicional. En consecuencia, el coste real de esos aranceles es pagado por el consumidor estadounidense, un impuesto oculto.

Una investigación del Banco de la Reserva Federal de Nueva York y las Universidades de Princeton y Columbia, publicada en marzo, estimó que los aranceles costaron a los consumidores estadounidenses al menos 6.900 millones de dólares el año pasado.

Pero los precios están subiendo en una serie de productos tan diversos como bicicletas, máquinas de coser y mascotas, y los datos del gobierno muestran que los consumidores estadounidenses ya han tenido que pagar más desde la primera ronda de aranceles que se inició el otoño pasado.

Tarifas

El precio de las máquinas de coser, que fueron golpeadas en septiembre por los aranceles originales del 10%, ha subido un 10,3% en los 12 meses hasta marzo. Esta es la mayor subida anual desde que el Departamento de Trabajo comenzó a hacer un seguimiento de los precios del aparato en 1997.

Trump también ordenó aranceles del 10% sobre los suministros para mascotas y las bicicletas. La tasa de inflación de los suministros para mascotas subió al 4% a partir de marzo, mientras que la tasa de bicicletas y equipo deportivo relacionado pasó de aproximadamente cero en octubre al 3% en marzo.

Los mercados tiemblan ante las amenazas de Trump

La perspectiva de mayores aranceles y mayores tensiones podría alarmar a los inversores. En consecuencia, después de que el presidente de los Estados Unidos amenazara con subir los aranceles a China, se desencadenó una caída de los activos de riesgo a nivel mundial. Las bolsas mundiales vieron un tinte rojo con las bolsas precipitándose durante las primeras dos sesiones de la semana. Los mercados de Japón y Londres estaban cerrados por vacaciones, lo que agravó los movimientos.

Caida

Las pérdidas en renta variable se traducen en ganancias en renta fija debido a que los inversores buscan activos seguros. El rendimiento de la deuda pública de referencia en Alemania retrocedió por debajo de cero y no muy lejos del mínimo de marzo de dos años y medio.

Bono Aleman

Si nos vamos al mercado de divisas, las divisas de los mercados emergentes y las vinculadas a los productos básicos fueron las más afectadas. El dólar australiano cayó medio punto porcentual frente al dólar estadounidense y el yuan perdió casi un punto porcentual.

En los mercados de materias primas, los tweets de Trump provocaron una caída en los precios del petróleo. El crudo estadounidense cayó hasta 3,1% a su nivel más bajo en más de cinco semanas antes de recuperarse y alcanzar los 61,49 dólares por barril, aún por debajo de 0,8% en el día. El Brent fue un 0,4% más bajo, a 70,57 dólares por barril.

¿Cómo hemos llegado a este punto?

Las negociaciones entre Estados Unidos y China tienen la finalidad de resolver una disputa que ha afectado directamente a los exportadores chinos, y ha dañado también partes de la economía de los Estados Unidos coma lo que ha llevado a una ralentización del crecimiento mundial que se inició a partir de julio del año pasado.

Lo cierto es que los Estados Unidos fueron los primeros en golpear e impusieron aranceles del 25% de las exportaciones chinas por valor de 50.000 de dólares vinculados a la industria aeroespacial, la robótica y la automotriz. China reaccionó a este movimiento con sus propios aranceles a productos estadounidenses por un valor de 50.000 millones, que incluía productos agrícolas y químicos.

Arton1983

Tan solo dos meses después, yo el segundo golpe con un conjunto de aranceles, del 10% sobre bienes por valor de 200.000 millones de dólares, y desde China respondieron aranceles que iban desde el 5% al 10% sobre un valor de 60.000 millones en exportaciones estadounidenses. Visto este clima ya nos encontrábamos en medio de una guerra comercial.

A partir de que las expectativas de crecimiento mundial se deterioraban y las bolsas caían... La bolsa estadounidense llegó a caer casi un 20% desde máximos. Vistas las consecuencias de sus decisiones, Estados Unidos y China anunciaron una tregua a principios del mes de diciembre el que se acordaba no seguir con esta escalada arancelaria. En ese momento Trump se comprometió retrasar su plan para incrementar nuevos aranceles a las exportaciones chinas y se iniciaron las conversaciones para alcanzar un acuerdo entre ambos países.

El mandato de Trump ha tenido en el punto de mira a China. Trump ha criticado el déficit comercial de Estados Unidos con China, que alcanzó la cifra récord de 419.000 millones de dólares en 2018, por robar puestos de trabajo en la industria manufacturera estadounidense. Su línea dura sobre China ha jugado bien con su base política en los estados industriales y agrícolas del Medio Oeste, con Trump buscando la reelección el próximo año.

En principio, a pesar de este hecho novedoso, lo cierto es que el gobierno chino ha confirmado que su principal negociador, Liu He, todavía se espera a las conversaciones en Washington mañana jueves, por lo que parece que este movimiento de Trump no ha afectado al clima de negociaciones... Habrá que ver si el viernes se materializan estas amenazas y se recrudecen las relaciones bilaterales.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir