Compartir
Publicidad

¿Ayudas directas públicas para pagar salarios de startups?

¿Ayudas directas públicas para pagar salarios de startups?
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo público debería facilitar la creación de nuevas empresas. De eso no hay duda. Pero, sí surgen dudas cuando conocemos iniciativas como la que ha tomado Canadá en esta lucha encarnizada por atraer el talento y los buenos proyectos. ¿Qué ha hecho? Entre otras ayudas, paga un alto porcentaje de los salarios de ingenieros y técnicos en startups. ¿Dinero público para pagar salarios?

En todos los casos de éxito de polos de atracción de la industria tecnológica (Silicon Valley, Tel Aviv...), lo público ha tenido un papel importante. Con el apoyo a través de fondos para financiar proyectos innovadores, ya sea en empresas o en centros de investigación, que no sólo generan empleo y riqueza sino que son un polo de atracción para otros.

En nuestro país, se ha iniciado una senda en ese sentido a través del Fondico. A pesar de las dudas de algunos, se trata de un 'arma' financiera similar a otras que utilizaron (y utilizan) en países como Israel que tiene el objetivo de dotar de fondos que sirvan de tractor. Que sean un apoyo para mover una cantidad mucho mayor de fondos privados (la proporción, en teoría y según los datos del ICO, en España es de 1 euro de lo público por 10 de la parte).

Sin embargo, en el caso de Canadá no hablamos de eso. Tal y como nos cuenta Jaime en Genbeta, el programa SR&ED contempla muchas medidas de apoyo a empresas tecnológicas. Pero la más llamativa tiene que ver con pagar hasta el 80% de los salarios de ingenieros y técnicos, el colectivo más cotizado en esta nueva 'industria'. Lo hace sin distinción de si se trata de un negocio rentable o no y sin pedir su devolución (como préstamo).

Uno de los beneficiarios del programa, el cofundador de una compañía centrada en la tecnología de 'wereables', cuenta en Wall Street Journal su experiencia con estas ayudas. Unas ayudas con las que Canadá busca contrarrestar la concentración de talento (y riqueza) en otras zonas de su vecino Estados Unidos.

Pero, ¿esta es la forma correcta de atraer talento? ¿Dónde está el límite de acción de lo público en negocios privados? Desde mi punto de vista, una ayuda directa de este tipo, a fondo perdido, significa traspasar el límite. Entre otras cosas porque ni hay distinción, ni se obliga a nada más que a una nacionalización en territorio canadiense. Y, además, no se fomenta el éxito de esos negocios o tecnologías respaldados con dinero de todos.

Pero, es que, incluso, incide en un error en el que se suele caer al financiar proyectos empresariales. Y tiene que ver con lo que me decía hace unos meses un inversor muy reputado de este país en una conversación: "Si se quiere dar apoyo público, que se haga a las ventas y no a los gastos; se da dinero a fondo perdido para que emprendedores gasten y ningún apoyo para que los emprendedores vendan... Una empresa es viable no cuando consigue una manera de que le den dinero para cubrir sus primeros gastos, sino cuando se le ayuda a vender".

En El Blog Salmón | Otro fracaso más de la Ley de emprendedores: la deducción para business angels en el IRPF no funciona, Canadá estrena su visado para emprendedores y startups

Imagen | Pixabay

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio