Compartir
Publicidad

Arabia Saudí a aumentar la oferta de petróleo

Arabia Saudí a aumentar la oferta de petróleo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En estos momentos en que la demanda de petróleo está haciendo que el precio llegue máximos nominales, Arabia Saudí podría tener en su mano contrarrestarlo con un aumento de su producción. En los últimos meses Saudi Aramco, la empresa petrolífera nacional, está cerrando acuerdos con distintas empresas del sector para poder aumentar el número de torres de perforación en el país. En estos momentos están en funcionamiento unas 70, frente a las 55 que había a comienzos de 2004 y tan solo 20 a mediados de los 90. La idea es erigir cerca de 40 nuevas torres en el próximo año, lo que podría suponer añadir 3 millones de barriles al día, comparable a la producción de Kuwait o Venezuela. El coste total podría superar los 14.000 millones de dólares, teniendo en cuenta el momento actual, con una demanda de profesionales y empresas del sector tremenda, y con proyectos complejos que requieren grandes infraestructuras.

Los pasos se han dado de forma discreta, sin grandes declaraciones, ya que los saudís no querían embarcarse en el proyecto en caso de que la demanda se redujera. Visto el mercado actual y la poco probable caída de la demanda, una vez que los países emergentes requieren más y más energía, se ha decidido seguir con el plan y conseguir de nuevo el poder para definir los precios, su motivación última. Para ello es necesario aumentar la producción para poder añadir o reducir barriles en el mercado a voluntad, algo no posible en estos momentos ya que prácticamente están a rendimiento máximo. La pregunta es si realmente esto es una buena noticia. Este aumento de la oferta no vendría dado por aumento real de las reservas petrolíferas, no es el descubrimiento y explotación de nuevos yacimientos, si no una utilización más intensiva de los que ya se conocen. Por tanto se estaría produciendo más, pero reduciendo el margen de tiempo en que se podrá obtener ese petróleo. Aún así con esta decisión el precio descendería y las medidas necesarias a tomar para paliar la dependencia del oro negro se pospondrían. En estos momentos empieza a haber signos positivos al respecto, con caídas en las compras de los automóviles con mayor consumo en Estados Unidos, la inusitada fama de los coches híbridos, aumento de la inversión en energías alternativas…

En definitiva, como ya se ha comentado con anterioridad, por mucho que en estos momentos se estén solicitando subvenciones y las quejas sean permanentes por el precio de los carburantes y todos los derivados del petróleo, es algo con lo que tendremos que vivir. Mientras que no suponga la entrada en recesión de las distintas economías, en cuyo caso se podría entender más necesaria una intervención, se debería considerar el precio como el mecanismo normal que fuerza a que esas economías evolucionen y generen nuevos medios de producción y consumo, cada vez menos dependientes de un recurso con fecha de caducidad, desconocida pero segura.

Vía | BusinessWeek (edición impresa, subscripción y €) En el Blog Salmón | Los ahorros vienen cuando el precio es alto, Energía nuclear a debate y No es rentable comprar un coche híbrido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos