Compartir
Publicidad

El impacto de las subidas fiscales de los PGE 2010 en el PIB

El impacto de las subidas fiscales de los PGE 2010 en el PIB
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad


El Servicio de Estudios BBVA analiza en su últime informe sobre la economía española el impacto que puede tener en el PIB los ajustes fiscales propuestos por el Ejecutivo. Vaya por delante la corrección política con la que siempre trabaja el BBVA y cómo señala a estos presupuestos como los menos malos, aunque claro, a mí me llama también la atención cómo ahora no refuerzan la teoria de la consolidación fiscal que presentaron este verano como mejor ajuste por recorte de gastos que no por aumento impositivo. Y le recordaría también al BBVA, sus propias palabras, el camino que se sigue de subida impositiva fracasa en casi el 90% de las ocasiones.

Entrando en materia, el Servicio de Estudios, pasa a evaluar en términos de PIB el impacto del incremento del IVA y tributación de las rentas del ahorro en el PIB, en el consumo de los hogares y en el empleo. Estas tres variables se mueven de una forma similar y muestran los efectos de la subida del IVA. Veamos:

  • El impacto sobre el consumo presenta un cierto repunte desde el anuncio de subida impositiva, muy limitado por la renta disponible de las familias y por las preferencias de ahorro antes que de gasto motivadas por la situación actual.
  • El impacto sobre el PIB que puede tener una subida de 2 puntos en el IVA se evalúa en un -0,5%. Esta contracción tiene carácter permanente por la contracción en el consumo de las familias en el apartado anterior.
  • En términos de empleo, la contracción en el consumo, genera una caida permanente en la contratación de la misma magnitud suponiendo que no existen purgas ociosas en el mercado laboral.

Todo el modelo de simulación, parte de la premisa de la estabilidad en deuda pública, extremo que es mucho suponer, tanto por los hipotéticos repuntes de tipos de interés a partir del 2º semestre del próximo ejercicio, como por los niveles de déficit previstos, junto con la imposibilidad material de lograr los ingresos presupuestados como apuntaba CECA en esta semana.

Respecto a la subida impositiva en las rentas de capital, se presentan dos variables, repunte positivo del consumo, pero caida del PIB al desincentivar el ahorro nacional en pro de ahorros fuera de nuestra fiscalidad. El impacto es mucho menor, pero corrige también el PIB en variables negativas.

El BBVA evalua como improrrogable el aumento de impuestos y creo que más que una respuesta contundente y justificada a nivel económico, sólo parten de la premisa de no comprometerse políticamente hablando. Es preferible atajar en transferencias improductivas, realizar una anorexia seria en los pesados costes del estado, atajar al presupuesto de defensa y preferible una reactivación del mercado laboral vía estímulo de la inversión privada generadora de empleo. Pero claro, si se hace esto, no se rompen aceras como ha hecho el PlanE.
En definitiva, basándose en este modelo, junto con la previsión oficial de los PGE 2010 de un PIB para el 2010 del -0,3, el BBVA ajusta este parámetro hasta el -1,2%, contando con una estabilidad internacional importante y dando por buenos todos los capítulos de ingresos de los presupuestos.

Bajo mi punto de vista, Zapatero debería haber cogido el toro por los cuernos en los PGE 2006 y haber aplicado ahí las correcciones sobre el IVA e incluso modificando el tipo para vivienda en el propio ejercicio 2005. Hubiera actuado con una maniobra contracíclica, hubiera frenado la burbuja inmobiliaria en un momento adecuado y no estaríamos en la precaria situación que nos encontramos. Pero eso es futuro y las bondades de estos presupuestos en el largo plazo, me remito a Keynes, todos muertos.

Más Información |SE BBVA – España – noviembre 2009 (PDF)
En El Blog Salmón | La estabilidad presupuestaria para 2012 dispara la deuda pública: maniobra muy peligrosa, Presupuestos Generales 2010

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio