Compartir
Publicidad
Publicidad

FMI aborda el "uso y abuso" de las agencias calificadoras de riesgo

FMI aborda el "uso y abuso" de las agencias calificadoras de riesgo
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad


A menos de una semana que la Securities and Exchange Commission (SEC) negara el ingreso a la agencia de calificación china Dagong Credit, para operar normalmente al interior de Estados Unidos y formar parte del selecto grupo NRSRO, el Fondo Monetario Internacional aborda con vigor el tema de las agencias de calificación de crédito en su Panorama Económico Mundial de Octubre, señalando que estas agencias usan y abusan del poder que tienen. Esta información es relevante para España pues Moody’s acaba de rebajar la calidad de la deuda española, lo que indica que se deben pagar más intereses por la deudade corto plazo.

Desde hace dos años que las agencias de calificación se encuentran bajo sospecha, pero hace pocos meses que estas sospechas han tomado la forma de una denuncia real dando cuenta de la hegemonía política y económica del mundo globalizado. En su informe, el FMI es enfático en señalar que las agencias de calificación “necesitan una supervisión más estricta porque sus actividades tienen un impacto significativo en los costos de endeudamiento de los países y pueden afectar la estabilidad financiera. Y concluye con esta frase aún más esclarecedora para los gobiernos:

Las autoridades deberían continuar con sus esfuerzos para reducir su dependencia de las agencias de calificación y, cuando sea posible, remover o reemplazar las referencias a las calificaciones en las leyes y las regulaciones, así como en las políticas de garantías de los bancos centrales”
.

Las agencias de calificación de crédito están bajo sospecha por el rol cuestionable que tuvieron para prevenir la crisis, actuando en forma coludida y errando simultáneamente en la calificación de las hipotecas subprime. Además, manipulan deliberadamente los ranking de deuda soberana desatando más pánico y descontrolando a los mercados en vez de ayudar a su recuperación. Así como le dieron la máxima calidad a los bonos basura, le han dado la mínima calidad a la deuda de algunos países europeos desatando los críticos momentos que se vivieron en mayo. Como expresé en ese momento:

Las agencias entregan una opinión altamente subjetiva y de escaso rigor técnico. La fuerte dependencia de estas agencias con la banca es el principal obstáculo para la falta de transparencia. Estas agencias opinan por la vía de los compromisos y no tienen parámetros objetivos. De ahí que nunca advirtieran la crisis y que etiquetaran con AAA (triple A, la máxima calificación) a las hipotecas basura que reventaron en Wall Street. Sin embargo, han castigado duramente la calidad crediticia de España o Grecia, sin penalizar la deuda de Estados Unidos, el epicentro de la crisis.

Para algunos países europeos el costo de la deuda ha aumentado al doble de lo que era hace dos años, como muestra la gráfica, lastrando su recuperación. Al respecto, el FMI señala que hay más de 100 agencias calificadoras en el mundo, pero que sólo tres tienen influencia a nivel global: Fitch Ratings, Moody’s y Standard & Poor’s. Por ello los gobiernos deberán endurecer la supervisión sobre estas agencias y asegurarse que sus métodos sean transparentes y no hayan conflictos de interés como los que han sido detectados.

En El Blog Salmón | Las agencias de calificación, por fin bajo sospecha
Imagen | FMI

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos