Compartir
Publicidad
Publicidad

Los diez mandamientos del FMI para el ajuste fiscal de la UE

Los diez mandamientos del FMI para el ajuste fiscal de la UE
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

“Obedezcan estos mandamientos y serán altas las probabilidades de lograr crecimiento sostenido”

Así reza el decálogo del Fondo Monetario Internacional publicado horas antes de la cumbre del G20 en Toronto. Como lo hizo antes con América Latina, ahora le toca a Europa sufrir el recetario del FMI en el momento más delicado para Europa. No sólo se debate el futuro del euro, sino el fin del Estado de Bienestar que fue el principal sello de la Europa de la postguerra. Pero la necesidad de ahorrar para que los déficit fiscales no pongan en riesgo la estabilidad financiera de los países europeos, tiene al mundo viviendo esta encrucijada que puede devolverlo a los días más duros de la crisis.

Olivier Blanchard y Carlo Cottarelli, economista jefe y especialista en asuntos fiscales del FMI respectivamente, publicaron en el Blog del FMI sus recomendaciones. El trabajo lleva por título Ten Commandments for Fiscal Adjustment in Advanced Economies (Diez Mandamientos para el ajuste fiscal en las economías avanzadas), y parte reconociendo el difícil desafío que enfrentan las economías avanzadas al implementar programas de ajuste fiscal que no deben poner en peligro la fragil recuperación económica.

Para el FMI el ajuste fiscal puede ser clave para recuperar la alta inversión privada y el crecimiento a largo plazo. Incluso en algunos países puede ser clave para evitar la alteración del mercado financiero. Pero un ajuste en exceso puede frenar el crecimiento arriesgando la debil recuperación, algo que encierra muchos peligros. ¿Cómo debe calibrarse la estrategia fiscal para hacer coherentes las necesidades del corto plazo con las del largo plazo en materia de crecimiento? No es una tarea sencilla.

Por eso que el FMI ofrece estos diez mandamientos a modo de guía, sosteniendo que lo más importante será la claridad de intenciones, calibrando adecuadamente los objetivos fiscales con las reformas estructurales adecuadas. Aunque el texto puede leerse del puño y letra de Blanchard y Cottarelli en el Blog del FMI, aqui va una breve síntesis. Estos son los “mandamientos” del FMI:

1) Hay que tener un plan fiscal a mediano plazo creíble. Los economistas entienden que hay que proyectar a cinco años y dar detalles específicos de gastos e ingresos acompañados de reformas estructurales.

2) No hay que ajustar por anticipado salvo que las finanzas del país lo exijan. El FMI advierte que si se ahorra por las dudas, se puede afectar seriamente la recuperación económica.

3) Hay que apuntar una baja a largo plazo en la relación deuda/PIB y no sólo ajustar para salir de la crisis. El Fondo entiende que el problema de Europa es también porque en los buenos tiempos se administraron mal los recursos. “El objetivo debe ser bajar la deuda pública de manera gradual pero sostenida”, afirma el trabajo.

4) Hay que focalizarse en las herramientas fiscales que conducen a un potencial crecimiento. El FMI se manifiesta a favor de la protección a los pobres pero a su vez apoya el recorte de sueldos públicos porque en algunos casos crecieron más que el PIB.

5) Los actuales sistemas de salud y previsionales son insostenibles. “Cualquier consolidación fiscal debe incluir reformas en estas dos áreas”, dice el organismo. Y agrega que esta medida no debería poner en riesgo la recuperación económica. “Si bien son políticamente costosas, podría tener efectos positivos en la oferta y la demanda que se extienda la edad para jubilarse”.

6) El ajuste fiscal debe ser equitativo para que se sostenga en el tiempo. El FMI propone mantener la red social y combatir la evasión tributaria en temas claves como el IVA.

7) Hay que implementar un amplio plan de reformas para estimular el crecimiento. Un punto de mejora económica implica una rebaja de 10 puntos porcentuales en la relación PBI-deuda.

8) Hay que fortalecer las instituciones fiscales.

9) Hay que coordinar apropiadamente las políticas fiscales y monetarias. El organismo aconseja no subir las tasas de interés si se pone en práctica un plan de ahorro.

10) Hay que coordinar las políticas con otros países. Para este caso, el FMI pone como ejemplo la decisión de China de revaluar su moneda para equilibrar el comercio mundial.

“Obedezcan estos mandamientos y serán altas las probabilidades de lograr la consolidación fiscal y el crecimiento sostenido”, sostiene este informe de Blanchard y Cottarelli.

Más información | Blog del FMI
En El Blog Salmón | Desempleo, austeridad y deflación: rumbo a la nueva zambullida
Imagen | I. DL.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos