Compartir
Publicidad

Los negocios de la SGAE

Los negocios de la SGAE
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Economista ha preparado este fin de semana tres artículos muy interesantes sobre los negocios de la Sociedad General de Autores y Editores. El primer artículo trata sobre su entramado empresarial, la SGAE está desarrollando varias plataformas especializadas de venta de música por Internet. Sobre una base llamada La Central Digital la SGAE tiene varios sellos discográficos y portales de música por Internet como pueden ser Latinergy, Museekflazz o Egrem.

El segundo artículo trata sobre los edificios de la SGAE en España. No es sólo el archiconocido y hermoso Palacio de Longoria,cuya imagen decora esta entrada, sino teatros en Bilbao, Zaragoza, el cine California en Madrid, un edificio en construcción en Sevilla... De hecho el objetivo es tener edificios emblemáticos en las principales ciudades españolas.

El tercer artículo trata sobre la Fundación Autor, una fundación a la que la SGAE acaba destinando el dinero recaudado que no es distribuido entre los socios (y supongo que aquel que no es utilizado en pagar los costes de funcionamiento de la sociedad). La fundación en cuestión debe recibir cuantiosas donaciones por parte de la SGAE o debe haber un genio de los negocios al frente de la misma. En el año 2003 declaró activos por valor de medio millón de euros aproximadamente y tan sólo tres años después declaró más de 55 millones de euros. ¿Hasta que punto son legítimos estos negocios para una sociedad que pretende dar servicio a los músicos? ¿Se trata de una expansión empresarial en los terrenos que conocen? También pueden argumentar que el motivo por el que han decidido invertir en estos negocios es porque pretenden ayudar aún más a los autores dándoles vías para comercializar su música controladas por ellos, ya sea mediante soporte digital u ofreciéndoles teatros donde dar conciertos. Como de momento la SGAE no ha invertido en negocios que no están relacionados (como por ejemplo lavadoras automáticas o pozos petrolíferos) esta argumentación puede sostenerse.

Parece que El Economista pretende ir revelando poco a poco los negocios de la institución capitaneada por Teddy Bautista en su edición impresa, por lo que los que estén interesados en el tema tendrán una forma de ampliar información. Una forma bastante buena de ganar cuota de mercado, si al final van a tener razón las críticas que dicen que es sensacionalista...

Más Información En El Blog Salmón | La SGAE no puede cobrar por todo

Imagen de Daquella manera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos