Publicidad

¡No sin mi tarjeta! Los pagos en efectivo se diluyen en Europa

¡No sin mi tarjeta! Los pagos en efectivo se diluyen en Europa
11 comentarios

Publicidad

Pocas personas quedan a estas alturas del año 2015 sin tarjeta de crédito. El hecho de que las entidades bancarias nos las metan por los ojos influye, pero mayor es la fuerza que ejercen las nuevas tendencias de pago -impulsadas por las nuevas tecnologías-, que caminan irremediablemente hacia una sociedad en la que no existe el dinero, aunque como ya contó Javier esto también puede tener consecuencias muy negativas.

En Europa el cash está de retirada, como lo demuestran los datos publicados por el Banco Central Europeo (BCE) en su estadística de pagos en la región del pasado año. Una de las cifras más llamativas es que los europeos ya tenemos de media más de una tarjeta cada uno –en concreto 1,5-, lo que evidencia que hay personas que deben tener una buena colección para que se llegue a esa cifra.

A cierre del año pasado había 766 millones de tarjetas de crédito o débito activas en la UE, un 0,9% más que el año anterior. Se realizaron un 8,8% de transacciones más que en 2013, hasta las 47.500, las cuales dieron como fruto un importe de 2.400 billones (con B) de euros. Casi nada.

Del total de transacciones sin efectivo que se hicieron en la UE el año pasado, el 46% corresponde a las tarjetas de crédito, frente al 26% de las transferencias bancarias y el 21% de las domiciliaciones. En total se realizaron 103.200 transacciones sin dinero de por medio.

¿Hacia una sociedad sin dinero?

Estas cifras ponen de manifiesto que cada vez usamos menos el dinero en Europa, de hecho, cuando en algún local o tienda nos dicen que no podemos pagar por tarjeta nos sentimos contrariados, pues ya nos obliga a acercarnos al cajero más cercano a por efectivo. Es decir, estamos asumiendo como algo común no llevar cash encima.

¿Habrá un futuro sin dinero? Es complicado que se llegue a un punto así (al menos para los que estamos vivos ahora), pero parece que todo se encamina a ello, sobre todo gracias a las nuevas tecnologías, que ya no solo facilitan el pago con tarjeta, es que potencian el pago a través del smartphone.

De este modo, puede que las monedas y billetes se conviertan en auténticas reliquias antes de lo que esperamos, pues el reinado de la tarjeta ya está aquí.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir