Compartir
Publicidad

Queda inaugurado el Registro de Seguros de Vida

Queda inaugurado el Registro de Seguros de Vida
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Desde ayer existe en España un Registro de Seguros de Vida que va a facilitar mucho la tarea de los parientes de un fallecido a la hora de cobrar los seguros. Hasta ahora era responsabilidad de los parientes descubrir si el fallecido disponía de algún tipo de seguro, y aunque no se sabe cuanto, muchos seguros engordaban sus cuentas con indemnizaciones sin cobrar por desconocimiento.

A partir de ayer, gracias al Registro, hay una forma muy fácil de conocer los seguros que tenía contratado el fallecido. Basta con consultar al registro, previo pago de 3 euros, y este le dirá los seguros que tenía contratado. Luego, el solicitante tendrá que reclamar a cada seguro individualmente. Eso sí, si el reclamante no es el beneficiario, los seguros no están obligados a contactar al legítimo beneficiario, a pesar de que ya sabrían de la muerte del cliente.

A mi me parece una buena idea crear estos registros para que ninguna aseguradora se lleve dinero que no es suyo. Algunos argumentarán que al final las aseguradoras no perderán dinero, ya que se encargarán de elevar las primas para compensar que a partir de ahora es muy difícil no pagar por desconocimiento. Pero yo soy partidario de que las primas sean lo que tengan que ser y no más bajas por estar "timando" a parte de los asegurados (más bien a sus familiares).

Esto es como con la ley del redondeo. Mucha gente se quejó de que se subieron las tarifas de parkings y telefonía móvil: "Para esto era mejor quedarse como estábamos", decían. Pues yo no estoy de acuerdo. Quiero pagar por un servicio, no pagar menos por un servicio que no sé si voy a disfrutar. Así puedo decidir con libertad si quiero contratarlo o no.

Volviendo al tema principal, ahora sólo queda que los seguros de tarjetas de crédito entren en este registro, cosa que sucederá en 2008. Y ya que estamos, también se podría hacer un registro de las cuentas bancarias, para que los bancos no se queden con saldos de los fallecidos y que los beneficiarios desconocen.

Vía | El País

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio