Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Quien es el culpable de la crisis financiera?

Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Pudo el oráculo de Omaha ser ciego a la burbuja? El segundo hombre más rico del planeta se encarga de decir que sí, al igual que todo el mundo. Todo el mundo es culpable de la crisis financiera, señaló Warren Buffett, al ser interrogado por su rol en la crisis como parte de la investigación que se sigue a las Agencias de Calificación de Riesgo. Buffett es el principal accionista de una de las tres mayores agencias de calificación: Moody’s, y no vacila a la hora de entregar un crudo diagnóstico:

El aumento de los precios es un narcótico que afecta la capacidad de razonamiento de las personas a lo largo de toda la linea, de arriba a abajo, incluyendo a quienes tienen experiencia. Todos nosotros, incluyéndome a mí, nos narcotizamos y ayudamos a inflar la burbuja pese a que la historia demuestra que los mercados siempre obligan a una corrección.

Warren Buffett emitió esta desmoralizadora opinión sobre los orígenes de la crisis financiera en la New School de Nueva York, al ser interrogado por la comisión (FCIC) que investiga el rol de las Agencias de Calificación en el desarrollo de la burbuja inmobiliaria. Buffett declaró en su rol de accionista más importante de Moody’s, una de las tres principales agencias de Calificación de riesgo junto a Fitch y Standard & Poor’s. Moody’s es la única de las tres que aún no rebaja la calidad de la deuda española
Para Buffett el error de las agencias de calificación fue el mismo que cometieron 300 millones de estadounidenses que confiaron en el sistema y que mordieron el anzuelo de que los precios siempre irían en ascenso y nunca se desplomarían en forma tan estrepitosa:

Todo el mundo cayó en la creencia de que los precios de la vivienda no podían caer, menos en forma tan dramática. Así lo decía Fannie Mae; así lo decía Freddie Mac, los bancos, el Congreso. ¿Por qué 300 millones de personas cometieron el mismo error? Porque había una garantía del 40% para todas las hipotecas. Los bancos tenían los datos de millones y millones de hipotecas. Sólo en marzo de 2007 un informe del Congreso señaló que la calidad de muchas hipotecas no era buena.
Créanme, que si yo hubiese sabido que la caída de las acciones sería tan estrepitosa, habría sacado mis acciones de Moody’s cuando estaba sobre 60 dólares”
, concluyó Buffet recordando que la acción se cotiza hoy a menos de 20 dólares, en un descenso que se ha tornado imparable.

“Esto no es una excusa para las agencias de calificación”, se apresuró a añadir Buffett, “pero sí ayuda a explicar por qué fuimos tan estúpidos como todos los demás. Después de todo, los fondos de cobertura del multimillonario John Paulson, le permitieron hacer el negocio con mayores beneficios por el cortocircuito en el mercado de la vivienda, aunque parecía un loco en el 2005 y 2006”.

La FCIC (Financial Crisis Inquiry Commission) está tratando de averiguar cómo funcionaba el sistema financiero que explotó en Wall Street, pues tiene que entregar un informe a fin de año. Y Buffett les dio una lección de historia sobre la psicosis del mercado. Las agencias de calificación como Moody’s y Standard & Poor’s, no fueron más miopes que el resto del mundo. Sus modelos analíticos no tuvieron la capacidad para advertir el error al confiar que todo se autorregulaba automáticamente. Eso ocasionó la zambullida. Una zambullida que destruyó la economía mundial y tiene al mundo al borde del abismo con imparables caídas bursátiles y el mayor desempleo mundial que conoce la historia moderna. ¿Culpa del delirio de masas, como señala Buffett? Más bien de las ambiciones desmedidas y totalmente fuera de control de quienes controlan el mercado a espaldas del resto del mundo.

Más información | Bloomberg, Huffington Post
En El Blog Salmón | Las agencias de calificación, por fin bajo sospecha, Cómo Wall Street destruyó la economía mundial

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos