Publicidad

¿Salvar a los bancos o salvar las pensiones?

¿Salvar a los bancos o salvar las pensiones?
21 comentarios

Publicidad

Publicidad

En estos días en los que se presenta la nueva fórmula de revalorización de las pensiones se oyen comparaciones muy curiosas. La que más he oido es la que compara el ahorro estimado por el Gobierno en pensiones en los próximos 9 años (33.000 millones) con el rescate a la banca, de una cifra (según quien lo diga) equivalente. La conclusión es fácil, recortan pensiones para salvar a los bancos (que por supuesto son malvados).

Como la realidad normalmente es más sencilla que las excesivas simplificaciones a golpe de Facebook o Twitter vamos a ver cuánto de realidad hay en esta afirmación de que se recorta en pensiones para salvar los bancos y si es algo positivo o negativo recortar en una cosa y gastar en la otra.

El rescate a la banca

Lo primero, las cifras del rescate a la banca son bastante mayores. Si contamos todas las ayudas podemos ver que entre inyecciones de capital (60.000 millones de euros), esquemas de protección de activos, el Sareb, compra de activos financieros y emisiones avaladas por los bancos estamos ante un rescate de 220.000 millones de euros. No todo es a fondo perdido, pero mucho seguramente sí. Es decir, los 33.000 millones de euros de pensiones no sirven para cubrir el rescate de la banca.

Ahora bien, ¿por qué se rescata a la banca? ¿Os acordáis de las preferentes? Para mi ha sido un expolio a los pequeños ahorradores, muchos de ellos pensionistas sin muchos conocimientos financieros que se fiaban de lo que le decía el director de sus sucursal. Pues bien, si no se hubiera rescatado a la banca habría pasado eso mismo pero con los depósitos. Alguien mencionará el Fondo de Garantía de Depósitos, es cierto, pero al final se tendría que haber cubierto con dinero público y la cantidad no hubiera sido despreciable, aparte de la gente con más de 100.000 euros en depósitos que habría sufrido un severo haircut (muchos de ellos pensionistas que han logrado ahorrar capital a lo largo de una larga vida laboral).

Podemos debatir qué hubiera sido más barato, si desmontar ordenadamente los bancos o si rescatarlos. Seguramente, visto lo visto, lo mejor hubiera sido dejar quebrar los bancos, incluso aumentando la cobertura del FGD por encima de 100.000 euros. Pero es innegable que la factura para el Estado habría sido gorda. Y estamos en las mismas, al final habría que hacer recortes en las pensiones porque no hay para pagar todos los gastos del Estado (ayudas a la banca o FGD incluidos).

La banca malvada

Y sobre la banca malvada, estoy de acuerdo que ha habido una actuación criminal de los gestores, llevándolos por una senda que acaba en bancarrota. Y deberían ir, muchos, a la cárcel por ello. Pero no es razón para que paguen por ello los depositantes (muchos de ellos, insisto, pensionistas), que es lo que hubiera pasado si el Estado decide que deben quebrar sin poner un sólo euro de los Presupuestos Generales del Estado. Y no olvidemos que sin bancos no hay empresas funcionando, si no hablemos con algún chipriota que ha visto como con la quiebra de su sistema financiero las inversiones son cero y muchas empresas no tenían suficiente dinero para pagar las nóminas (sí, las empresas también han visto reducidos sus depósitos a 100.000 euros, cifra ridícula para una empresa mediana).

¿Se han hecho las cosas mal en España con el rescate a la banca? Sí, muy mal. ¿La reforma de las pensiones es mejorable? Sí, lo es. Pero ambas cosas eran necesarias. Lo malo es que no hemos tenido los mejores dirigentes para hacerlo, que hayan escuchado más a los técnicos de cómo hacer las cosas de la mejor forma posible y se han guiado muchas veces por el corto plazo o extrañas ideas de cómo les afectará electoralmente.

En El Blog Salmón | ¿Devaluar las pensiones o hacerlas sostenibles?, El cálculo de la pensión es complejo, ¿y qué? Imagen | kenteegardin

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir