Compartir
Publicidad

Servicios públicos para "pobres": confección de la declaración de la renta por parte de Hacienda

Servicios públicos para "pobres": confección de la declaración de la renta por parte de Hacienda
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Busca cinco diferencias en la foto del ministro

Mucho se habla todos los días del acceso restringido a los servicios públicos por parte de "los ricos" excluyendo de dicha prestación a "los pobres", tal y como se critica por ejemplo con la inclusión del sistema de tasas judiciales, los sistemas de copago de medicamentos o cualquier otro de los muchos sistemas de tasas que se han puesto en marcha en los últimos años.

Pero el caso es que nadie suele reparar en aquellos servicios públicos que se prestan integrados dentro del torrente presupuestario, el ciudadano no tiene que pagar tasa adicional por su disfrute por lo que para la mayoría, es un servicio gratuito, pero excluye sistemáticamente de una manera totalmente arbitraria y no cotejada a un grupo de ciudadanos por el mero hecho de tener una renta superior. El último caso de exclusión lo tenemos por ejemplo en el Servicio de Confección de la Declaración de la Renta que ofrece de manera "gratuita"1 la Agencia Tributaria.. Véase la siguiente captura:

Por ejemplo, si tú eres un contribuyente casado, con tres hijos que tienes una nómina de 70.000 euros solamente, (renta per cápita de 17.500 euros) va y te buscas una asesoría, pero si eres soltero sin hijos con un piso alquilado y una nómina de 55.000 euros (renta per cápita muy superior al caso anterior), Hacienda sí te hace la renta. Como vemos, se hace una discriminación sin criterio alguno, que suele ocurrir cuando el sector público invade el sector privado con un elefante en una cacharreria.

Ejemplos como éste que acabo de poner, puedo poner uno por cada caso de los descritos en los ejemplos excluyentes, con la salvedad que la partida presupuestaria que se realiza para cubrir el servicio de renta por parte de la Agencia Tributaria, se paga con los impuestos de todos nosotros.

Yo no quiero un sector público que discrimine, que entre en competencia desleal con el sector privado, que se pague con los impuestos de todos y que se guíe por un sistema completamente arbitrario para prestar un asesoramiento particular a cada contribuyente. Así es cómo se consigue que muchos, reneguemos del sector público cuando juega a competir con el sector privado.

1: Debemos entender gratuito como aquel servicio que se paga directamente de la asignación presupuestaria y no por sistema de tasas. En la prestación de servicios nada es gratis.

En El Blog Salmón | El gobierno compite en clases de inglés, España no es un drama, es lo siguiente Imagen | Desorden Creativo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio