Compartir
Publicidad

El Gobierno español fomenta la especulación bursátil

El Gobierno español fomenta la especulación bursátil
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado viernes, en España, el Gobierno aprobó la reforma del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Este es el principal impuesto directo que grava a los individuos en España. Si bien la reforma se esperaba que fuese más importante (de acuerdo a lo prometido en el programa con el que el Partido Socialista ganó las elecciones), todos los analistas concuerdan en que se han defraudado las expectativas, y que no se trata de una reforma de gran calado.

Pero, si nos ponemos a rascar, vemos cosas interesantes, como la que da título a este post. Y es que el Gobierno ha decidido imponer un tipo único del 18% a todos los productos de ahorro, incluyendo las plusvalías derivadas de la operativa bursátil. Esto contrasta con la situación anterior, donde la inversión a largo plazo (más de un año) tenía un tratamiento mucho más favorable (15% de tributación) frente a la inversión a corto plazo (que tributaba al tipo marginal del contribuyente, que podía llegar al 45%).

Con este cambio, los que se beneficiarán son los inversores cortoplacistas, incluyendo los traders, los aficionados al intra-día, etc. ¿Es una política fiscal que tiene sentido? Habrá quien sí se lo vea, pero en mi opinión lo que se está fomentando es la volatilidad de las inversiones y se está desincentivando las apuestas a medio y largo plazo en empresas. ¿Cuál de estos dos tipos fomenta el desarrollo empresarial, las inversiones sostenidas, la innovación? Para mí, el cortoplacista no tienen ningún interés en estas variables: solo quiere ganancias rápidas. Y ahora, el Gobierno, va a premiar esta actitud con una significativa rebaja de los impuestos derivados de esta actividad.

Vía | Hecho Relevante Más información | La reforma fiscal en El Mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos