Publicidad

Una legislatura intoxicada por la deuda pública

Una legislatura intoxicada por la deuda pública
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

El próximo 20 de diciembre acabará la legislatura de Mariano Rajoy. Probablemente, la economía haya sido uno de los temas estrellas durante estos últimos cuatro años, y el endeudamiento público uno de los indicadores que más se ha deteriorado durante estos años. Hemos vivido cuatro años de absoluta dependencia de la deuda pública.

Cuando el Partido Popular llegó al poder, el pasivo de la administración ascendía a 743.530 millones de euros. Cuatro años después este asciende a 1.062.472 millones de euros, según los datos más recientes publicados por el Banco de España. A día de hoy cada español debe de media unos 23.000 euros, frente a los 15.800 de hace cuatro años. Como vemos, el incremento del endeudamiento ha sido importantísimo.

Captura De Pantalla 2015 12 14 A Las 9 13 14

La deuda pública no ha parado de aumentar durante toda la legislatura y ya ha superado el objetivo previsto por el Gobierno, que era del 98,7 % del Producto Interior Bruto (PIB), al ascender en endeudamiento actual al 99,3 % del PIB. El dato de deuda conocido la pasada semana representaba la mayor cuantía de deuda pública de toda la serie histórica, que arranca en el año 1995.

Para colmo, las previsiones para el año 2016 no son nada positivas en este terreno. Todo hace indicar que la deuda pública continuará escalando durante el próximo ejercicio económico y que no será hasta 2017 cuando comience a descender, señal inequívoca de que nuestra economía es adicta a la misma.

¿Es esta situación consecuencia de la política económica de Mariano Rajoy o habría tenido lugar independientemente de quién hubiese presidido el Gobierno estos años? Sin duda, un interesante debate del que será complicado extraer conclusiones.

En El Blog Salmón | La deuda pública sigue escalando y marca un nuevo máximo histórico

Imagen | datosmacro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir