Compartir
Publicidad
Publicidad

Artistas y deportistas, objetivo de la Banca

Artistas y deportistas, objetivo de la Banca
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En estos tiempos que corren, donde el dinero fresco esta más buscado que nunca, donde la captación del mismo se ha convertido en una prioridad fundamental para las entidades financieras, las divisiones de Banca Privada echan humo. Se exacerba la competitividad entre las mismas. Ricos, o gente adinerada, no hay tanta. Adema, no suelen llevar una pegatina en la frente que facilite su localización por parte de estos cazadores de fortunas. Los banqueros, o mejor dicho, bancarios privados, tiran de sus ya clientes, de sus contactos, para que les den referencias. Pero lo cierto es que, ultimamente, el sector empresarial,, y especialmente el inmobiliario, que les había servido de granero de clientes, anda de capa caída. Y esto no es Silicon Valley ni Palo Alto.

Por eso algunas entidades han vuelto sus ojos hacia un colectivo, donde si que andamos bien representados. Así, el Banco Sabadell ha creado una división de Banca Privada centrada en Deportistas y Artistas: BS Sports & Entertaiment. La dirige un viejo conocido de la afición culé, el baloncestista Ferrán Martínez. El Sabadell ha pasado de utilizar la imagen de deportistas como Messi a ficharlos como ejecutivos. Sin embargo, conviene matizar esta apuesta:

  • No es nada nuevo. Hace ya muchos años se importo un modelo del mercado norteamericano. Se trataba de reciclar exdeportistas de élite en asesores financieros de alto standing. Se les daba así una salida profesional a gente que, teniendo mucho dinero y contactos, no tenía fácil el reemprender una carrera profesional al mismo nivel que habían tenido en el mundo deportivo. Quizás el caso más conocido es el de Antonio Martín, exjugador de Baloncesto del Real Madrid. Merrill Lynch lo capto y lo formó. Posteriormente se paso a UBS. Sus resultados como el de otros muchos, no puede calificarse más que de discretos (de hecho, esas entidades han abandonado ese tipo de apuestas). Son, en general, usados como abrepuertas, como facilitadores de contactos, pero, en general, les falta el hambre de éxito (no se juegan mucho), los profundos conocimientos financieros y la vis comercial necesaria para triunfar en este mundo. ¿Alguien podría decirme que ha hecho Ferrán para legar a ese cargo ejecutivo?
  • La Banca no lo tiene fácil. Aunque en el artículo mencionan que, su principal competencia son los asesores/representantes, o bien los amigos de juventud, o bien la propia familia, ésto es más una dificulta que una ventaja. La confianza que tiene en estas figuras, por mucho que no sean profesionales, dificultara la aproximación a su potencial cliente. Pero es más, los famosos Family Office, o Multifamily Office, están a la que cae, y esos no son enemigo pequeño, y desde luego son tan o más profesionales que las propias divisiones de los Bancos.
  • Tanto en el artículo de Actualidad Económica, como en los posts citados de Family Office, se señalan algunas de las características típicas de este tipo de clientes. Al margen de cuestiones como la fiscal, la educativa, etc, me ha llamado la atención como equiparaban a un deportista profesional de más de 30 años con una persona ordinaria de mas de 60 o 70 años. Por un lado lo entiendo. Su flujo de ingresos derivado del deporte esta próximo a agotarse, y por tanto las inversiones que del mismo dependen, sus compromisos de pago, etc...deben examinarse desde una óptica muy conservadora. Pero por otro, me parece que cuando se cierre esa puerta se abrirán otras. Posiblemente sean de menor calado económico, quizás como meros abrepuertas financieros, pero quizás, sea el inicio de una etapa aún más fructífera. Que se lo digan a Karpin,por ejemplo.

Foto | Moochida

Más información en El Blog Salmón Fernando Alonso, una mina de oro No todo son millonarios en el fútbol inglés

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos