Síguenos

dinero

En esta época de crisis de deuda de algunos países de la eurozona es muy habitual oír hablar de la prima de riesgo, aunque a veces se utiliza sin explicar mucho qué significa. Es por ello que hoy en Conceptos de Economía vamos a explicar qué es la prima de riesgo y cómo se calcula.

El Concepto de prima de riesgo se puede aplicar a todos los tipos de deuda, pero vamos a centrarnos exclusivamente en su definición para la deuda soberana de los países de la eurozona, ya que es la denominación más habitual en la prensa de hoy en día.

El comienzo de la eurozona

Hasta 1999 era difícil comparar directamente si la deuda emitida por un país tenía más riesgo que la de otro. La rentabilidad de la deuda de un país depende del tipo de interés que ofrezca su moneda, pero también de la estabilidad de la moneda. Una mayor rentabilidad de la deuda puede significar miedo a una devaluación, no miedo a un impago. Y también puede significar que los tipos de interés son más altos.

Ahora bien, en 1999 se creó la eurozona, y todos los países que la componían en dicho momento (11), pasaron a tener la misma moneda, el Euro (aunque la moneda física tardó todavía tres años en circular). Esto quería decir que todos los países de la zona tenían el mismo tipo de interés y la regulación monetaria estaba en manos del Banco Central Europeo, una institución que no pertenecía a ningún país. Todos los países miembros perdieron la soberanía monetaria.

Por tanto, a partir de dicho momento es posible comparar el riesgo de impago entre dos países de la zona Euro. Si miramos los bonos emitidos y hay diferencias a igualdad de plazo de pago, el que más rentabilidad da tiene un mayor riesgo de insolvencia. No hay ningún otro factor que afecte al precio de la deuda, ya que la moneda es la misma (mismo tipo de interés y el riesgo de devaluación afecta por igual a todos).

Alemania, el país más solvente

Es entonces cuando se confirma que Alemania es el país más solvente de la zona Euro. Su economía es una locomotora (aunque en esos momentos el motor estaba algo gripado) y el riesgo de impago de dicho país es el más bajo de la zona Euro. Por tanto, es el país con quien compararse.

Si alguien quiere ver si un país de la zona Euro tiene un gran riesgo de no pagar su deuda basta con comparar la rentabilidad de su deuda pública con la rentabilidad de la deuda pública de Alemania, para el mismo plazo. Si la diferencia es muy grande, es que dicho país tiene un riesgo de impago mucho más alto que Alemania, es decir, la gente prefiere prestar dinero a Alemania, y si se lo presta al otro país es porque la rentabilidad es mucho mayor.

Esa diferencia entre los bonos de los países de la zona euro y los de Alemania, en puntos básicos (1% equivale a 100 puntos básicos), es lo que se denomina prima de riesgo.

¿Qué bono usamos para comparar?

El bono preferido para hacer las comparaciones es el de 10 años. Y esto es porque es un plazo razonable para evaluar los riesgos que tiene el país a medio plazo. A corto plazo el riesgo es más sencillo de evaluar, y a más largo plazo las incertidumbres son mayores. Por tanto el bono a 10 años es el que se usa de referencia.

Por otro lado, se usa la cotización de los bonos en el mercado secundario. Esto es, los bonos los vende (subasta) el Estado, y luego estos bonos cotizan en un mercado. Y es un mercado muy líquido, en cualquier momento se sabe cuánto vale un bono de un país u otro. Si no se usara como referencia el mercado secundario habría que esperar a que cada Estado subastara bonos a diez años para saber la prima de riesgo, y no sería comparable siempre, ya que los tipos de interés cambian.

¿Cómo se calcula la prima de riesgo?

Lo primero es acceder a los datos del mercado secundario de deuda. Obtenemos la rentabilidad del bono alemán a 10 años. Luego obtenemos el del país del que queremos calcular la prima de riesgo, también del bono a 10 años. Restamos y así obtenemos la prima de riesgo de dicho país.

Por ejemplo, si la rentabilidad del bono a 10 años de Alemania es del 3%, y la de España es del 6%, tenemos que la prima de riesgo de España es de 3 puntos porcentuales o 300 puntos básicos. Es decir, para una misma moneda, para un mismo plazo, un inversor prestaría dinero a Alemania al 3%, y a España al 6%. Una gran diferencia, los inversores temen que España no pague y por tanto le piden mucha más rentabilidad (esto es pura opinión, no hay un estándar que diga si 300 puntos básicos más es mucho o es poco).

Variaciones de la prima de riesgo

A mitad de la década de 2000 vimos como la prima de riesgo de países del sur de Europa era prácticamente nula. Es decir, los inversores veían que prestar dinero a Alemania o a España era prácticamente lo mismo. En cambio ahora vemos como los países con problemas fiscales tienen primas de riesgo mucho más altas.

Y hay que recordar que la prima de riesgo sube por dos motivos. El primero, porque el riesgo de los países se dispare (o la percepción del riesgo se dispare); el segundo, porque ante esta subida del riesgo de estos países, los inversores busquen un país refugio, Alemania, y al comprar masivamente su deuda, el precio del bono aumente, o lo que es lo mismo, su rentabilidad disminuya. Y esto es lo que pasa cuando hay brotes de pánico, por un lado los inversores venden deuda de los países con problemas, y compran deuda alemana, con lo que la prima de riesgo sube por los dos efectos.

¿Hay alternativas para medir el riesgo de un país?

La prima de riesgo no es la única forma de medir el riesgo de un default de un país. También existen los CDS, que ya hemos reseñado en otro Concepto de Economía. Ambos indicadores, de forma conjunta, permiten evaluar el riesgo de un país. La ventaja de los CDS es que permiten comparar países con distinta moneda, incluso empresas. La desventaja es el que el mercado es mucho más opaco que el de la deuda pública.

En El Blog Salmón | ¿Qué son los Credit Default Swaps?, ¿Qué es la deuda?, ¿Qué es la deuda pública?

Imagen | mtsofan

Deja un comentario

Ordenar por:

27 comentarios