Síguenos

jubilados

Probablemente un plan de pensiones sea uno de los productos financieros más utilizados, especialmente en lo que a cuestiones de ahorro se refiere. Hace unos años con la fiebre de la burbuja inmobiliaria muchas empresas obligaban a los clientes a contratar uno cuando tomaban una hipoteca, supongo que es a partir de este momento cuando los planes de pensiones empiezan a sonar en las conversaciones diarias.

En pocas palabras, un plan de pensiones es un producto de ahorro a largo plazo con el objetivo de complementar la pensión, que suele tener ventajas fiscales. Jurídicamente, un plan de pensiones es un derecho de las personas a percibir rentas o capitales por jubilación, supervivencia, viudedad, orfandad o invalidez, las obligaciones de contribución a los mismos, las reglas de constitución y funcionamiento del patrimonio que ha de afectarse al cumplimiento de los derechos que reconoce. Es decir, es un derecho para unos beneficiarios que reciben un pago en el caso de que se produzcan unas circunstancias fijadas por ley.

Los planes de pensiones tienen un carácter voluntario, la administración no nos obliga a tomarlos (otra cosa es que un banco lo ponga como obligación a la hora de contratar una hipoteca). También tienen un carácter complementario y no sustitutivo respecto a las cotizaciones y prestaciones de la Seguridad Social, por tanto tener un plan de pensiones no nos exime del pago de las cotizaciones de la Seguridad Social, pero tampoco nos quita el derecho a percibir una pensión cuando nos jubilemos.

Al contratar un plan de pensiones nos encontramos con que aparecen varias figuras. Está el partícipe, que son las personas en cuyo beneficio se crean los planes de pensiones, hagan o no aportaciones. Esto es una diferencia importante, ya que algunas empresas crean planes de pensiones para sus empleados como parte de los beneficios de trabajar para ellos. También están los beneficiarios, que son aquellas personas que se benefician del plan de pensiones, aquí se engloban los partícipes y otros beneficiarios, como por ejemplo los herederos, que en caso de defunción tienen derecho a percibir la cantidad depositada. También está la entidad gestora, que es aquella que debe de gestionar el fondo y la entidad depositaria, que es la que custodia los activos financieros del plan de pensiones, suele ser un banco.

Los fondos de los planes de pensiones, es decir, aquellos fondos creados exclusivamente para cubrir las inversiones, son uno de los grandes inversores del mundo. Muchas veces se habla de los inversores, cuando se refiere a bolsa, pero gran parte de ese movimiento son las decisiones de las gestoras de planes de pensiones.

Un plan de pensiones tiene la desventaja de la poca disponibilidad, es decir, sólo podemos obtener el dinero invertido bajo ciertos supuestos. Cuando decidamos contratar un plan de pensiones tenemos que tener en cuenta que ese dinero no lo vamos a poder tocar hasta la jubilación o una situación crítica tipo invalidez, paro de larga duración o defunción, aunque en este caso será para los herederos. Normalmente, dependiendo del país, los planes de pensiones tienen ventajas fiscales, aunque también hay criticas a los mismos. Normalmente la entidad gestora nos cobrará una comisión de gestión, la depositaria una comisión de depósito y puede haber una comisión de traspaso (en caso de que queramos mover nuestro plan de pensiones a otro que nos dé más rentabilidad, seguridad, fiabilidad, etc.). No obstante, la comisión de traspaso hace tiempo que se prohibió en España para fomentar la competencia (aunque ignoro si sigue en otros países).

Hay informes que recomiendan tomar planes de pensiones por la baja tasa de fecundidad que puede hacer que las pensiones de la Seguridad Social no sean viables, aunque también he oído críticas a esos informes que se suelen realizar desde bancos o sus servicios de estudios con el objetivo de asustar y vender más de estos productos financieros.

En El Blog Salmón | ¿Qué son los mercados de valores?, ¿Qué es la TAE?
Más información | Consumer, Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión colectiva y planes de Pensiones).
Imagen | Flickr de boliston

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios