Propuestas de miedo de la OCDE para salvar la crisis en España

Síguenos

ocde



Hace unos días JM analizaba los negros augurios que la OCDE presagiaba para la economía española en el próximo año: una caída del PIB del 1,4 % (el triple de lo estimado por el Gobierno) y una tasa de paro desbocada que rozaría e incluso superaría en determinados momentos del año el 27 %. Dos datos desoladores que ponen de manifiesto los profundos problemas estructurales que sufre la economía española y para los que no parece que exista solución.

Pues bien, hoy mismo la propia OCDE nos ha dado la receta para superar todos nuestros malos. Y agárrense porque si creen que las reformas y ajustes de los últimos meses han sido duros, la propuesta de este organismo para que nuestra economía comience a salir del túnel es devastadora y no deja títere sin cabeza:

  • Reforma de las pensiones. Proponen extender el cómputo de la pensión a toda la vida laboral, prolongar aún más el plazo necesario para lograr la pensión máxima y acabar con las ayudas a la jubilación parcial.

  • Subida del IVA en determinados sectores que continúan beneficiándose de tipos reducidos, como los relacionados con el turismo y los servicios de transporte, por ejemplo. La propuesta pasa porque prácticamente todos los bienes y servicios coticen al 21 %.
  • Eliminar o reducir exenciones y deducciones en el IRPF. Por ejemplo, las deducciones por aportaciones a planes de pensiones, así como retirar de forma retroactiva la deducción por vivienda para las nuevas hipotecas.
  • Introducción de un impuesto medioambiental, además de mayores impuestos sobre los combustibles, sobre el patrimonio y sobre las sucesiones.
  • Reducir las cotizaciones sociales a cargo de las empresas, especialmente para aquellos trabajadores con salarios más bajos. Esto ya lo tenía en mente nuestro Gobierno pero finalmente se echó atrás.
  • Reducir aún más las indemnizaciones por despido improcedente, actualmente de 33 días por año trabajado, con el objetivo de darle más flexibilidad a las empresas.
  • Avanzar hacia un contrato único con indemnizaciones por despido que vayan creciendo conforme al tiempo trabajado, con el fin de acabar con la dualidad del mercado laboral.

Como vemos, se trata de propuestas muy agresivas en su mayoría, sobre todo las relacionadas con la subida del IVA, la eliminación de deducciones en el IRPF, las subidas de impuestos y el abaratamiento del despido. Estas medidas, sin ir más lejos, tendrían un efecto empobrecedor sobre la población a corto plazo, bastante asfixiada ya por la desquiciante realidad económica que le ha tocado vivir. No creo que castigar al contribuyente vía impuestos y despidos baratos sea la solución a nuestros problemas.

Otras medidas, como la reducción de las cotizaciones sociales a las empresas o el aclamado contrato único sí son desde mi punto de vista necesarias. La primera, porque la carga que soportan las empresas por cada trabajador son excesivamente elevadas y no fomentan la contratación; y la segunda, porque nuestro mercado laboral pide a gritos un contrato único de una vez por todas que nos ayude a combatir la dualidad y rigidez que sufre en la actualidad.

En definitiva, habrá que esperar para ver si estas ideas conceptuales se quedan en papel mojado o si nuestro Gobierno decide acatarlas sin preguntar, cosa que dudo dada la actual crispación social. Lo que está claro es que son un claro indicativo de por dónde irían los tiros si nuestro país finalmente fuese rescatado y tuviese que someterse a la tiranía de una troika.

Vía | El Mundo

En El Blog Salmón | La OCDE se une: ¿Alguien más que le diga al Gobierno que sus previsiones son inalcanzables?, La OCDE habla del bajo empleo juvenil y propone medidas y La OCDE da un repaso a la educación española

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

23 comentarios