Alemania también toma la senda recesiva

Sigue a El Blog Salmón

crisis


Pese a que Angela Merkel lo creía imposible, esta vez le tocó a Alemania, una de las grandes fábricas del mundo, ingresar a la ya larga lista de los países en recesión. Si bien hasta hace pocos días la misma Merkel y su ministro de Finanzas, Peer Steinbruk, lo creían imposible, y se negaban a comprender la necesidad de estos rescates que en verdad son bastante escandalosos y dan cuenta de la peste que contagió a toda la economía mundial, ahora entienden el por qué. Una vez más, el llamado cisne negro se manifiesta, y Alemania se suma a la lista de los grandes colosos que ven cómo su maquinaria industrial se repliega en una dolorosa marcha atrás.

La gran mayoría de los países industrializados se encuentra en recesión, dado que las exportaciones se han ido a pique producto de la crisis financiera que está derribando a varios países. Lo que partió con una crisis inmobiliaria, financiera y créditicia ha reventado de manera súbita y violenta en la economía real, arrastrando con todo en un efecto dominó que tendrá un impacto significativo en el empleo.

En el New York Times, David Leonhardt contaba ayer cómo casas por las que hace un año se pagaron 500 mil dólares hoy nadie ofrece 300 mil, lo que da cuenta de la magnitud de esta crisis y el gigantesco volumen que alcanzó la burbuja. Los precios se mantendrán estancados por largo tiempo y el sector de la construcción sufrirá un significativo repliegue que impactará con fuerza en el sector financiero.

Incluso se habla de la necesidad de aplicar tasas de “intereses negativos” a los depósitos y reservas para evitar la contracción del crédito que puede arrastrar como un tsunami a toda la economía. Pero la solución no pasa necesariamente porque los bancos presten dinero dado que fue justamente ésto lo que desató la crisis. La burbuja se incubó por los incentivos que tenía la banca para prestar y su desplome implicará una caída general de los precios como se está viendo en el mercado inmobiliario. Por eso la Reserva Federal comienza a pensar ahora que sería bueno un poco de inflación para la economía de tal manera de no generar una deflación generalizada.

La economía mundial vive días convulsionados y esto le está quitando el sueño, y la vida, a mucha gente. Sobre todo a quienes comienzan a engrosar la listas de desempleo, que del actual 16 por ciento puede empinarse sobre el 20 por ciento antes de fin de año. Aunque si hemos de creer a Edward Hugh, colaborador de Nouriel Roubini y creador de un blog que nos recuerda a Clint Eastwood, Sergio Leone y Ennio Morricone: A Fistful of Euros (Por un puñado de euros), ya ha anticipado la posibilidad de una tasa de paro para España que podría llegar al 30%. Algo que sería más que "demasiado".

Más información | Der Spiegel, A Fistful of Euros
Imagen | Kit F

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios