Jóvenes y parados de larga duración, las grandes víctimas de nuestro mercado laboral

Sigue a

oficina-de-empleo


Esta mañana Alejandro nos adelantaba los devastadores datos de desempleo de la Encuesta de Población Activa (EPA). Imagino que nadie duda a estas alturas que la precaria situación del mercado laboral español se ha convertido en uno de los principales, si no es el principal, problemas de nuestra economía. Además, si escudriñamos un poco los datos nos encontramos con dos colectivos significativamente afectados por esta bochornosa situación: los jóvenes y los parados de larga duración.

Respecto a los jóvenes, donde la tasa de paro alcanza la espeluznante cifra del 55,12 %, me llama la atención significativamente el hecho de que la población activa entre los menores de 30 años haya caído. Concretamente, hay alrededor de 166.000 activos menos en la edades comprendidas entre los 16 y los 24 años, lo que representa un 8,9 % menos respecto a los datos publicados en el trimestre anterior. Quizás la explicación a este dato tan curioso lo encontremos en el hecho de que muchos de nuestros jóvenes hayan decidido hacer las maletas, coger un avión y buscar una nueva oportunidad en el extranjero.

El panorama no es menos desolador para los parados de larga duración. El paro que afecta a este colectivo alcanza ya el 46,7 % del total. A lo largo de 2012, el número de parados de larga duración se incrementó en 470.700 personas, un 20,3 % más que en 2011. Las consecuencias derivadas de este tipo de desempleo son tremendas, ya que a la frustración provocada por no encontrar trabajo durante tanto tiempo se une el hecho de que estas personas ven como paulatinamente pierden sus conocimientos (o estos se quedan obsoletos) por no poder aplicarlos en un puesto de trabajo. Además, la posibilidad de que la tasa de paro se haga estructural va en aumento, con todo lo que ello supone para la salud de nuestra economía.

En resumen, olvídense de los brotes verdes. El mercado laboral español está quebrado y nada hace pensar que la tendencia vaya a cambiar en los próximos meses. No me cansaré de repetir que necesitamos que la clase política sea consciente de este problema. Jamás saldremos de esta crisis si no aplicamos de una vez por todas medidas dirigidas a generar empleo y crecimiento: contrato único con indemnización progresiva por despido y desaparición de los contratos temporales, eliminación de las trabas burocráticas a la creación de empresas, reducción de la cuantía correspondiente a la Seguridad Social que pagan los empresarios, políticas activas de empleo (de las de verdad), etc. Ya vamos tarde con todo esto. Es la hora de ponerse las pilas y trabajar.

Más información | EPA cuarto trimestre 2012 (pdf)
En El Blog Salmón | La tasa de paro se sitúa en España en el 26,02%, Mapa del paro EPA por autonomías: el mapa de la vergüenza política, económica y social
Imagen | No man´s land

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios