Sigue a El Blog Salmón

Despedir o bajar sueldo

Esto es lo que me pregunté durante un intercambio con varios comentaristas en mi reciente artículo: Cinco señales que demuestran que estás en el trabajo equivocado. Esta parte del debate se centraba en el comentario de uno de los comentaristas que diferenciaba entre trabajo y vocación, si disfrutas es vocación y si no disfrutas es trabajo.

Como el comentarista es médico, presentó a su profesión: “Si hay alguna profesión vocacional, esa es el ejercicio de la medicina“ y esa opinión era incuestionable. El intercambio me hizo pensar si realmente podemos decir que hay profesiones vocacionales, supongo que definido como los que entran no lo hacen por el mero euro y donde hacen bien…supongo que a la sociedad no a uno mismo.

Como siempre con estas cosas, aunque no siempre se dice, si destacas a unas profesiones selectas como vocacionales, el resto no lo son, no son especiales y los que las seguimos lo hacemos por razones puramente comerciales, por el sucio Euro.

Vamos a hablar de algunas para situarlo en contexto y luego me gustaría que los lectores a través de los comentarios se pronuncien.

Vamos a suponer que la medicina es una de esas profesiones designadas, ¿lo extendemos a todos los que entran en esta profesión, al medico, la enfermera, etc., o la designación es sólo para los que más altos están? ¿Se extiende la designación a todas las especialidades del sector de salud, a los dentistas, farmacéuticos, etc.? Supongo que no a los directivos de las empresas farmacéuticas que invierten, investigan, desarrollan y suministran esas necesarias medicinas?

¿Extendemos esta designación a los conductores de ambulancia? No sé vosotros pero si estoy en la calle lesionado ver la llegada de la ambulancia daría mucha más alegría incluso que ser presentado al médico. ¿Esta designación especial vale para los que entran en medicina o deben también hacer labores especiales, como viajar a un país pobre de la mano de una ONG ofreciendo sus servicios gratis?

Con tanta necesidad de empleo, ¿no se debe designar como vocacional a los que más crean empleo, los emprendedores? Por otra parte, los futbolistas, muy bien pagados es verdad, pero todas las semanas dan mucha felicidad a millones de personas, ¿debemos designar al fútbol como vocación y a los de élite, los que más felicidad dan, como santos?

¿Qué otras profesiones pueden gozar de semejante designación y alabo?

Os voy a dar otra posibilidad para ver si estas designaciones se pueden extender, algo que puede que choque pero que son casos reales conocidos por mi personalmente.

Un banquero (eso es, un banquero) que entonces trabajaba en el sector financiero, en Wall Street, entre lo mucho que hacía organizó dos operaciones de infraestructura que son las siguientes:

Primero, viaja a una ciudad en un país pobre y organiza un proyecto donde se invierte en ampliar la capacidad eléctrica de esa ciudad. Esta ciudad sufría entre 12 y 15 horas de cortes eléctricos al día y la única forma de conseguir energía estable era también comprar generadores de gasolina aparte para cubrir las horas cuando no había suministro de la red. Los hospitales gastaban muchísimo dinero sólo comprando gasolina para los generadores y, por supuesto, había pocos hospitales y medicinas.

Tras la conclusión del proyecto los cortes se redujeron al mínimo y, como consecuencia, los hospitales ahorraron mucho, ofreciendo más servicios, más medicinas y más hospitales al pueblo.

Segundo, el suministro de agua estaba muy mal organizado y el tratamiento de aguas y de residuos casi nula, causando muchas enfermedades anuales por causas directas de la falta de agua limpia y de tratamiento de residuos. Este mismo banquero organizó la financiación de un proyecto que resultó en el suministro de agua potable a gran parte de la zona y en el tratamiento y desvío de gran parte de los residuos creados. El impacto sobre la salud del pueblo fue importante y directo.

Estos no son los únicos ejemplos. Con estos dos proyectos se ayudó a decenas de miles de personas de forma directa…muchos más de los que puede tratar un médico en su vida laboral. ¿Qué os parece, designamos a los banqueros como vocacionales también?

El otro extremo sería no designar a ninguna profesión como ‘especial’ y tratar a todos los trabajos y todas las profesiones como dignas y merecedoras del mismo respeto.

Bueno señores, ¿qué os parece, se puede designar a profesiones como vocaciones? ¿Es la medicina una de estas…y los banqueros también?

En El Blog Salmón | Carreras con futuro: ADE e Ingeniería Industrial
Imagen | jpcolasso y Las carreras con más salidas profesionales

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

38 comentarios