¿Realmente se cree que esto es una Reforma Laboral?

Sigue a El Blog Salmón

Como se ha visto, en España el nuevo gobierno ha anunciado lo que ha llamado su ‘reforma laboral’ y la realidad es que lo que hemos visto se puede llamar algo completamente distinto: ¡resolver la crisis sobre las espaldas de los trabajadores‘.

Hace bastantes años que estoy hablando de la necesidad de liberar el mercado laboral español, de su flexibilización, en trabajo, en despido y en sueldo. Cuando a principios del 2006, en pleno boom económico, decía que había una coincidencia entre el bajo desempleo y los contratos basura, estaba animando a considerar que las barreras artificiales al mercado laboral y que las manipulaciones de salarios con sus negociaciones centrales no eran la mejor forma de crear empleo y de mejorar el mal ambiente laboral. Estábamos en boom y el nivel de desempleo había bajado mucho, pero seguía bastante por encima del nivel de los países comparativos. Algo no funcionaba.

No obstante, como estábamos en boom económico y como muchos, los que no sabían nada de historia económica, pensaban que el boom seguiría para siempre, nadie quería hacer nada y casi nadie hablaba del tema. Ahora, con años de crisis y después de mucha preparación de los medios, insinuaciones y fanfarria, vemos al nuevo gobierno español lanzando su Reforma Laboral.

Creo que en estas páginas tenemos claro lo que se piensa de este anuncio, con los recientes artículos publicados: La reforma laboral no es agresiva, sino descafeinada, La reforma laboral permite bajar salarios con facilidad, ¿Cómo me afecta la nueva indemnización de 33 días por año trabajado?, Esta reforma laboral no merece una huelga, merece un cierre patronal, Reforma laboral: decepción absoluta y El despido un poco más barato con la nueva reforma laboral.

El problema principal de esta supuesta ‘reforma laboral’ es que sigue la linea casi exclusivamente de la patronal, no necesariamente de los empresarios, y se fija en el espejismo de que, si sólo se pudiera reducir la fuerza laboral de forma más fácil y más barato y, acompañando a eso, si sólo se tuviera la flexibilidad para reducir sueldos, el mercado laboral funcionaría mucho mejor.

La realidad es que un país con cinco millones de desempleados no tiene problemas de despido y un país moderno donde el sueldo del trabajador normal está a nivel casi de miseria, no tiene precisamente un problema de sueldos altos.

El problema principal del mercado laboral es de productividad no de costes y la mejora de la productividad está más en manos de los empresarios que de los trabajadores, aunque estos también tienen responsabilidades de reinventarse y de formarse. El problema de productividad está más en manos del gobierno que de los trabajadores. No veo nada en la ‘Reforma Laboral’ que atiende a estos problemas.

Otro problema del mercado laboral es la necesidad de abaratar la contratación no de abaratar el despido, como nos ha comentado correctamente Martín Varsavsky en sus recientes propuestas a los candidatos a la presidencia del gobierno. No veo nada en la ‘Reforma Laboral’ que atiende a estos problemas.

Ya he hablado en estas páginas de lo que se debe hacer sobre estos temas y, en los próximos días, hablaré más de qué deben hacer los empresarios y qué debe hacer el gobierno para mejorar la situación del mercado laboral.

Lo que hemos visto hasta ahora no es Reforma Laboral, es resolver la crisis sobre las espaldas de los trabajadores y, como tal, fracasará.

En El Blog Salmón | El Consejo de Ministros aprueba la reforma laboral: principales cambios que se introducen

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios