Compartir
Publicidad

¿Qué sectores son los más beneficiados por la victoria de Trump?

¿Qué sectores son los más beneficiados por la victoria de Trump?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras la inesperada victoria de Donald Trump que le llevará al Despacho Oval han habido decepciones y alegrías. Entre esas alegrías, la victoria del candidato republicano tiene una repercusión positiva para una serie de sectores como son: farmacéuticas, petroleras y gasísticas, constructoras y la industria de defensa.

Debido a que los republicanos tienen el poder ejecutivo y legislativo, si se cumplen las promesas anunciadas en el programa de Trump, veríamos una inversión y una regulación en favor de dichas empresas en los próximos cuatro años de mandato.

Farmacéuticas, los principales beneficiados de la victoria de Trump

Hillary Clinton se comprometió a reducir el período de exclusividad de los fármacos biológicos, abriendo la puerta a que los federales pudieran multar a los fabricantes de medicamentos si éstos consideraban algunas objeciones en los precios de los fármacos.

16687016354 Ca450d18ec B

Debido a que Clinton se ha quedado a las puertas de la Casa Blanca este escenario ha quedado desdibujado, siendo la principal amenaza para las biotecnológicas.

El presidente electo de Donald Trump ha dicho que planea "derogación y reemplazo" la Ley de Cuidado de Salud Asequible (Affordable Care Act o ACA), aunque su plan de reemplazo específico no está claro, lo que puede fomentar la incertidumbre para las aseguradoras de salud.

De hecho, con la victoria de Trump vimos como el subsector de Cuidados de Salud del S&P500 fue el que más subió con diferencia, anotándose una revalorización del 2,9%, frente a la evolución del S&P500 que se incrementó un 1,11%.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el control político republicano no implica obligatoriamente que la legislación volverá a una realidad similar a la que se vivió en 2008, sino que los republicanos deben substituir el ACA con otra medida ya que no se puede dejar a 20 millones de personas sin seguro sanitario.

Petroleras y gasísticas a favor de la independencia energética de los EEUU

El sector de la energía sería uno de los beneficiados bajo el Gobierno de Trump. Principalmente, las empresas de exploración y explotación de recursos naturales como el petróleo debido a que existe un compromiso de poner a disposición los terrenos federales.

No hay que olvidar, que Trump ha mantenido un discurso duro en contra del acuerdo climático firmado en París por más de 200 países, del cual se incluyen los Estados Unidos a finales del año anterior. El objetivo de este acuerdo era disminuir las emisiones de gases de las centrales eléctricas que afectan al efecto invernadero.

2285 58

Estas políticas serían propensas a apoyar la generación de energía basadas en carbón. Sin embargo, a día de hoy tiene un componente más competitivo la producción mediante el fracking.

Como curiosidad, Harold Hamm propietario de la empresa Continental Resources, uno de los principales productores de petróleo de esquisto o shale oil ha sido uno de sus principales asesores de Trump y ha sido mencionado como un posible secretario de energía.

Constructoras y mineras en favor de su plan de infraestructura

Una de las industrias que recibiría con los brazos abiertos a Donald Trump es la industria de la construcción. No hay que olvidar, el primer discurso de Trump tras conocerse que sería el futuro Presidente de los Estados Unidos:

Vamos a arreglar nuestros cascos urbanos, y reconstruir nuestros puentes, calles, túneles, aeropuertos, escuelas, hospitales. Vamos a reconstruir nuestra infraestructura. Se convertirán, a propósito, en las mejores del mundo. Y vamos a crear trabajos para millones de nuestras personas para reconstruirlos.

En su programa destaca que aplicará una política de "infraestructura de primera". Apoyando a las inversiones en el transporte, agua potable, una red eléctrica moderna y fiable, las telecomunicaciones, la infraestructura de seguridad, y otras necesidades de infraestructura locales.

Esta intervención pública, mediante el gasto público, beneficiaría a las empresas constructoras. También, se ha mencionado la posibilidad de la expedición de numerosos créditos fiscales a las empresas de construcción.

American Flag At Construction Site

El supuesto de que la inversión en infraestructura los Estados Unidos aumente, sería un buen augurio para materias primas tales como el cobre u otras minadas. De hecho, su programa cita lo siguiente:

"Poner el acero estadounidense realizado por los trabajadores estadounidenses en la columna vertebral de la infraestructura de América."

Más industria armamentística

Una de las ideas principales del discurso del candidato republicano ha sido enfocada al sector defensa del país. Durante los últimos años el presupuesto de defensa ha quedado estancado, por lo que si Trump cumple su promesa, el gasto militar aumentaría.

Ese aumento del gasto militar vendría de la mano de una nueva flota de buques de y escuadrones de combate, por lo que los principales contratistas como Boeing, Raytheon, Lockheed Martin y Northrop Grumman deberían ver cómo sus respectivos ingresos serán incrementados.

1024px Japanese Type 90 Tank 2

Con los republicanos controlando el Congreso, existe una perspectiva realista de que la legislación existente pondría fin a los techos de gasto, lo que es una buena noticia para los proveedores de defensa.

En el programa electoral se especifica que aumentará el tamaño del ejército a 540.000 soldados en servicio activo. Una meta de 350 barcos, 1.200 aviones de combate, 36 batallones de marina e invertir en un sistema de defensa antimisiles y la adquisición de destructores modernos adicionales.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos