Compartir
Publicidad

El culebrón fiscal del Barça y Neymar debería ser el comienzo de una inspección al fútbol

El culebrón fiscal del Barça y Neymar debería ser el comienzo de una inspección al fútbol
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El FC Barcelona ha comunicado hoy que ha presentado declaración complementaria de retenciones a no residentes por importe de 13,5 millones de euros con origen en los pagos del fichaje de Neymar. El comunicado, que merece la pena leerlo, hace hincapié en el hecho de que el Barça no ha cometido irregularidad alguna y que procede al pago de esta liquidación complementaria por la existencia de una posible divergencia interpretativa sobre el alcance de sus obligaciones fiscales.

Desde luego, la directiva del Barça tiene la cara un poco dura, sobre todo, cuando no existe tal divergencia en ningún caso y lo único que ha pasado es que lo han cogido metiendo la mano en el carrito del helado por varios frentes. Si realmente hubiera la más mínima duda de la tributación de los contratos vinculados al trabajador como pago previo a salario, el Barça no habría abonado un solo euro. El movimiento se realiza para evitar la sanción más elevada que le correspondería si se cierra el acta de inspección sin pago previo.

El origen del caso Neymar

Un socio del propio Barça cursó denuncia contra el expresidente Rosell puesto que no le encajaban en absoluto las cifras del fichaje que estaba dando el club en principio. A raíz de esta denuncia, comenzaron a aparecer contratos anteriores entre el Barça y el Santos y algunos pagos que no habían sido declarados hacia la sociedad del padre del jugador.

De la primera cifra oficial del coste del fichaje, 57,1 millones de euros, se ha pasado a un total de 86,2 millones por varios pagos cruzados a la sociedad N&N (vinculada al jugador) y que a los ojos de la Hacienda española, son pagos encubiertos en concepto de salario, no derechos.

Por otra parte, Brasil también está investigando la fiscalidad de la operación porque todo apunta a que existen varios tipos de contratos, según quién los mire y el Estado al que se hayan presentado. Lo que está claro es que este fichaje no ha sido transparente ni para los socios del Barça, ni para Hacienda ni para nadie.

La fiscalidad de los traspasos, asunto realmente complicado

La cesión de los derechos de imagen, la calificación de rendimientos del trabajo o derechos de imagen y los pagos a sociedades vinculadas, son un punto sobre el que no se puede emitir un dictamen tributario sin tener encima de la mesa todos los elementos. Los abogados del Barça, si lo tienen claro, porque el pago realizado cuadra al céntimo con las diferencias de los nominales de los contratos firmados al aplicarle el tipo de retención de no residente (24% y 24,75%)

Aparte del embrollo fiscal, que en peores plazas han toreado bufetes de prestigio y han salido airosos y salvando los muebles; en este caso, si podemos apreciar los siguientes elementos objetivos:

  • Rosell mintió a sus socios ocultando el importe real del traspaso del jugador. Prueba de ello es que ha dimitido y han salido documentos que ratifican dicha mentira.
  • En el FC Barcelona, se han liado la manta en la cabeza y las teorías conspiranóicas no paran de salir para desviar el foco de la atención mediática. Que si es un movimiento del Real Madrid, que si Rajoy nos tiene mania y que si esto es por el referendum catalán. Craso error, quién ha tirado de la manta, ha sido un socio en su legítimo derecho de asociado al club y que tiene el derecho de conocer la situación de su club.
  • En tercer lugar, hace unas semanas ya hablamos de la necesidad de reconvertir los clubes de fútbol en sociedades anónimas. De aquellos barros, estos lodos, puesto que si el FC Barcelona y el Real Madrid fuesen SADs, no sería posible que los presidentes actuaran al estilo señor feudal, tal y como pasa hoy en día en ambos clubes.

Por último, sería interesante que Hacienda revisara de oficio los grandes fichajes de esta liga, porque el caso Neymar es una sola muestra de la opacidad en el mundo del fútbol y del pasotismo que tienen todos para tributar.

En El Blog Salmón | ¿Por qué Real Madrid y FC Barcelona no son sociedades anónimas deportivas?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio