Compartir
Publicidad

Primas a terceros: legalicemos los incentivos positivos

Primas a terceros: legalicemos los incentivos positivos
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sólo quedan dos jornadas de la Liga de Fútbol y la cosa está bastante apretada. De hecho hacía bastante tiempo que no había tres equipos compitiendo por ella a tres jornadas, con un enfrentamiento directo entre dos de ellos (Atlético de Madrid y Barcelona). Y todo el mundo habla de los implicados que no tienen nada que perder o ganar pero que podrían hacer muy felices a algunos seguidores si ganaran a uno de estos tres que se disputan el título. Las primas a terceros son una práctica ilegal. Por ejemplo, ahora mismo al Barcelona no le interesa nada que el Real Madrid gane al Valladolid. ¿Cuál podría ser una solución? Decir a los jugadores del Valladolid: "Si ganáis el partido os pagaré X". Pero esto es ilegal. Sin embargo, se hace, todos los implicados lo saben.

¿Por qué es ilegal? La verdad, no lo entiendo mucho. Si la prima fuera por perder sí, ya que estamos amañando una competición. Pero un estímulo económico por hacer bien tu trabajo nunca está de más. Oigo muchas críticas estos días a este tipo de primas ("los jugadores deben ser profesionales, independientemente del dinero") pero la realidad es que un estímulo económico siempre viene bien. Por eso existen los salarios variables, que por cierto los jugadores de fútbol también tienen. La clave aquí es que este "variable" se lo paga otro club.

¿Cuál sería la principal ventaja de que esto fuera legal? Primero, se podría exigir que fuera público. Así sabríamos si realmente los importes son grandes y también si son efectivos estos estímulos. Segundo, tributarían. Ahora mismo los clubs de fútbol están realizando actos ilegales, y por tanto no se puede tributar por estos pagos.

¿Y alguna desventaja? Hay también dos. La primera es que los clubs poderosos tendrían más dinero para "estimular" a los enemigos de sus rivales que los más humildes. Pero al final este tipo de primas suceden cuando hay un final de liga competido, así que siempre están los poderosos arriba, no le veo mucho inconveniente. Y la otra desventaja es que legalizar no implica inmediatamente que las primas a terceros tributen, realmente los clubs podrían seguir haciendo todo bajo cuerda.

Yo soy partidario de que se legalicen las primas a terceros y que se penalice duramente al que lo haga sin tributar. La transparencia es siempre buena y además hay que recordar que el estímulo va en la buena dirección, incentivando a que los jugadores hagan bien su trabajo y que el final de la liga sea aún más apasionante, con clubs que no se juegan nada dejándose la piel en el campo.

En El Blog Salmón | A vueltas con las primas de la Selección Española con toneladas de demagogia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio