Compartir
Publicidad

La insoportable levedad del dólar

La insoportable levedad del dólar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La desregulación financiera de los años 80 y 90 está en la mira. El Dow Jones ya cruzó la línea de los 8.000 puntos para dirigirse en línea recta hacia los 7.000, tal como anunciamos en este blog. Y le seguira el Ibex y los otros indicadores mundiales. Y aunque el dólar ha tenido un repunte, despertando la pasión de incautos, su futuro está lejos de ser color de rosa. Las necesidades de los Estados Unidos para enfrentar su financiamiento aumentarán drásticamente debido a la urgencia de pagar los planes de rescate. Y por nada podrá hacerlo elevando los impuestos. Esto indica que tras el desastre de las políticas neoliberales y la doctrina Bush, los Estados Unidos pasarán a depender de la bondad extranjera.

El alza del dólar se explica por la necesidad de muchos países y empresas de Europa del Este o América Latina de saldar los préstamos solicitados en esa moneda. Una vez que se cubran esos pagos la tendencia alcista del dólar se revertirá y vendrá un desplome controlado, curiosamente, por los países asiáticos. China y Japón serán los países que deberán mantener al dólar a un nivel que evite su desplome, ¿y cómo?: pues comprando más activos estadounidenses incluyendo sus activos en el resto del mundo. Pero para ello, tanto Japón como China deberán firmar acuerdos que fijen la deuda que EEUU tiene con ellos, en un moneda lejana a un dólar cada día más insoportablemente débil. Aquella frase inolvidable que pronunció Bush padre en la Cumbre de Río de 1992: “Nuestro estilo de vida no es negociable”, resonará como una clave de la prepotencia y la ceguera a toda la sociedad estadounidense.

Las finanzas internacionales se encuentran bajo sospecha pues su abundancia y libertad de flujos mundiales a toques de click de computador las 24 horas del día, no ha significado un crecimiento importante en los países en desarrollo, y la tambaleante situación de Europa y Estados Unidos es un presagio de que algo salio mal. Parte de esto se presenta en el informe de Maury Obstfeld Las finanzas internacionales y el crecimieto económico, donde queda en entredicha las tesis de que la globalización permitiría un crecimiento equitativo.

Este crecimiento equitativo no ha sido posible dado que la mayor parte del capital financiero se destina a la vía especulativa en una proporción que ha llegado a niveles grotescos o extremistas: por cada dólar destinado a la economía real, 200 dólares van al traumático desempeño del casino bursátil. Si alguna vez se hubiese escuchado a James Tobin, quien proponía un pequeño impuesto a la libre movilidad de capitales financieros, el desplome se habría evitado. El fundamentalismo extremo de las doctrinas de Friedman y su fe ciega en la autorregulación de los mercados, ha llevado al mundo a este túnel negro y oscuro del cual no se ve una pronta salida.

Más Información:
El Blog Salmón | ¿Qué es la tasa Tobin y cuales son sus consecuencias?
Growth Commission | Las finanzas internacionales y el crecimiento económico

Imagen | Simon Davison

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio