Compartir
Publicidad

Wert da un susto (y una lección) a los Erasmus

Wert da un susto (y una lección) a los Erasmus
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado 24 de Octubre se publicó la orden Ministerial según la cual se aumentaban las becas erasmus para aquellos que también reciben la beca del ministerio de educación y ciencia y se eliminaban a los que no. Según el ministro la idea era que los estudiantes con mejor situación económica hicieran un sacrificio a favor de aquellos con peor situación económica.

Lo que el ministro no comentó en esas declaraciones es que este cambio también suponía un recorte del presupuesto, con la excusa de la solidaridad se daba un tijeretazo. Por supuesto en las redes sociales y whatsapp esta noticia ha volado y causado indignación, obligando al ministro a volverse atrás.

El susto

La beca que los estudiantes reciben del ministerio es de un máximo de 150 euros/mes, con este recorte, la ayuda máxima pasaría a ser de 300 euros, aunque sólo para los becarios del ministerio.

Independientemente de que las ayudas sean más o menos justas por renta, no se pueden cambiar las mismas a mitad de camino. Los becarios (y sus padres) han hecho cuentas arriba y hacia abajo y contaban con esa ayuda (independientemente de que tengan beca del MEC o no). Además quizás las becas erasmus sean una de las pocas becas al esfuerzo que los estudiantes normales puedan obtener, no porque se pidan buenos resultados académicos, sino porque las plazas son competitivas y suelen dependen de la nota y del idioma.

Las del ministerio dependen de renta y de créditos aprobados, pero el criterio de renta deja fuera a muchos (aparte de que no es gradual, siempre me ha extrañado que un estudiante cuya familia gana X menos cinco euros pueda tener beca mientras que otra idéntica que gana X más diez euros no tiene derecho alguno.

Uno de los motivos que ha lanzado a la indignación es que los estudiantes erasmus están dispersos por toda Europa, lo que seguramente les provocaría una fuerte dificultad de organizarse para recurrir por la vía contencioso administrativa, entre otras cosas porque sólo tenían dos meses para hacerlo. En ese sentido eran un colectivo “débil”” que podía ser un objetivo para un recorte de última hora. También hay quien plantea la legalidad jurídica de la beca.

Pero como todos sabemos la maldición de “tengas pleitos y los ganes”, aunque la hubieran recurrido y ganado en juicio, muy probablemente la sentencia se ejecutaría cuando todos estos estudiantes erasmus ya hubieran vuelto a su país de destino y no necesitarían ese dinero para estudiar. Seguramente ya lo estaban sospechando muchos.

La lección

Algo que suelen comentar muchos emprendedores es que no se debe depender de las subvenciones públicas para un proyecto empresarial. Para muestra un botón del blog de Echevarri en el que comenta en 2007 que le chirriaba la inversión en huertas solares (tan de moda hace unos años) porque dependían de la subvención (tan cuantiosa que hubo fraudes). Tres años más tarde se reduciría la prima un 45%, dejando a los inversores con un gran problema. Especialmente cuando afrontaban otros como los robos.

Los estudiantes erasmus saben que no pueden depender de las ayudas de estudios en los primeros meses. De hecho suelen presupuestar sus gastos hasta Marzo aproximadamente, y a partir de ahí vivir de las ayudas atrasadas del ministerio, la UE, y si procede, las de su Comunidad Autónoma (que cada vez hay menos).

Si bien están acostumbrados a los retrasos en los pagos, estos son los plazos habituales. Pero lo que tenemos no son los retrasos, sino la posible arbitrariedad del BOE. Por ese motivo, por duro que sea, muchas veces no se debe presupuestar si no tenemos el dinero en el bolsillo de antemano. Si recibimos la ayuda perfecto, será una forma de reducir los gastos o de tener dinero para otra cosa, pero entre que la subvención puede llegar tarde y que dependemos de arbitrariedades y posibles recursos por parte de otras partes, no se puede condicionar un proyecto (y estudiar un año fuera lo es) a las subvenciones públicas.

Al final este tipo de sustos va a acabar provocando que los erasmus no confíen mucho en el ministro y por extensión, en el estado.

En El Blog Salmón | Extremadura pagará 1.000 euros por aprobar la ESO y Cómo diseñar una subvención o ayuda pública Más información | 20 Minutos y El Diario Imagen | Jose Mesa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio