Compartir
Publicidad

BCE toma el timón frente a la crisis

BCE toma el timón frente a la crisis
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En lo que constituye un verdadero golpe de timón por una ampliación sin precedentes de las políticas monetarias aplicadas hasta ahora, el Banco Central Europeo comprará bonos al sistema financiero siguiendo los pasos de la Fed y del Banco de Inglaterra. La decisión es histórica y busca revertir la gravedad que está adquiriendo el nuevo brote de la crisis que amenaza a varios países europeos y especialmente a los países bálticos. El reconocimiento de Trichet de que la economía en la zona euro caerá más del 5% ha encendido todas las alarmas. Los datos de los países de Europa de Este han sido determinantes.

A partir del mes de julio el Banco Central Europeo adoptará esta nueva modalidad de inyección monetaria mediante la compra de bonos hipotecarios garantizados en toda la zona del euro, ya sea directamente a los bancos o en el denominado mercado secundario. Esta histórica decisión de abandonar los caminos tradicionales para el Banco Central Europeo, fue tomada ayer con el fin de estimular “la mayor crisis financiera en 70 años”, según palabras del propio Jean-Claude Trichet. Desde Frankfurt, donde Trichet sostuvo un diálogo telefónico con la Canciller alemana Angela Merkel a raíz de sus palabras criticando la actuación de los bancos centrales, Trichet señaló que nunca el BCE ha actuado siguiendo presiones de ningún tipo y ha tomado las decisiones con total independencia optando por el camino de lo más conveniente para la Comunidad Europea.

Los documentos que el BCE comprará tendrán un volumen de salida de 100 millones de euros pudiendo alcanzar un máximo de 500 millones de euros. La medida se prolongará por 12 meses, es decir, hasta junio de 2010. Pese a que muchos expertos anticipan el riesgo inflacionario que tiene la medida, otros señalan que se irá recortando el circulante a medida que la economía comience a tomar ritmo. En términos simples: todas la inyecciones de liquidez que se han aplicado en EEUU y Europa buscan reanimar una economía financiera totalmente moribunda, y no ha sido suficiente. En términos gráficos no sirve de nada llenar de carbón la sala de combustión de la locomotora si ya quedó chica y la kilométrica caravana de carros requiere una cámara de combustión cien veces más grande para que la gigantesca locomotora mundial se ponga en movimiento.

El colapso que vive la economía global por sus profundos niveles de endeudamiento está provocando cambios históricos en el planeta. Ya un informe señala el término de la hegemonía económica mundial de Europa y Norteamérica sobre el resto del mundo; por otra parte la República de Cuba ha terminado su condición de paria y vuelve a la OEA (Organización de Estados Americanos): y Barack Obama ha planteado en el Medio Oriente la necesidad de un estado Palestino y un Estado Israelí. Las turbulentas financieras están provocando mucho más que simples cambios de maquillaje.

Imagen | WEF

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos