Compartir
Publicidad

Como derrochan el dinero los ayuntamientos

Como derrochan el dinero los ayuntamientos
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Hace tres meses el Gobierno por medio de Jose Luis Rodríguez Zapatero anunció el Fondo de Inversión Local en el que mediante ayudas a los ayuntamientos de toda España se pudiera intentar llegar a los problemas más cercanos a los ciudadanos así fomentando el empleo. El problema es cuando los ayuntamientos han aprovechado este fondo para conseguir otras cosas que no eran tan importantes como la idea inicial del plan planteaba.

Del total de 10.000 proyectos recibidos por parte de 2.500 ayuntamientos se han aprobado ya unos 7.300 y como mucho se espera que se lleguen a los 10.000 proyectos aprobados reales. Esto es factible ya que aún quedan 10 días para que acabe el plazo dado por el gobierno para presentar los proyectos.

El plan que preveía en principio un gasto de 8.000 millones de euros, sacados directamente de la tasa impositiva del IRPF de todo el país, ya ha consumido la mitad de estos recursos; lo que plantea la disyuntiva de que si el gasto es realmente necesario está muy bien que se aproveche ese flujo impositivo, el problema es cuando las demandas por parte de los ayuntamientos son cosas tan dispares y descabelladas como aceras nuevas, farolas de metal, circuitos de automodelismo, etc.

Hay gran cantidad de proyectos que han sido demandados y aprobados que no pueden fomentar el empleo de forma real que era el trasfondo fundamental de esta iniciativa pública. Por nombrar otros ejemplos algo menos descabellados pero sí muy costosos son: Internet gratis para 25 municipios, mejores condiciones para centros de mayores locales, etc.

Dos de los proyectos que más ampollas han levantado han sido: el parque de atracciones del Tidibado en Barcelona que ha recibido casi 9 millones de euros y al menos seis bares municipales que los ayuntamientos han demandado abrir para fomentar la “cohesión social”. Esto recuerda a aquellas teorías filosóficas de los años 20 y 30 en las que se decía que si al pueblo le dabas diversión y vino (ahora lo podríamos cambiar apológicamente por el bar para cualquier tipo de bebida espirituosa) tendrías contentos a los ciudadanos.

Es definitiva 8.000 millones de euros de los cuales una gran mayoría serán mal invertidos. Hay que decir que con esos 8.000 millones de euros se podrían hacer políticas fiscales mucho más profundas y seguramente con una mayor repercusión en el mercado laboral como la rebaja de al menos 100 puntos básicos en el impuestos de sociedades o subvenciones públicas para la contratación de personas mayores de 50 años paradas.

Vía | expansión
Mas Información | Ministerio de Administraciones Públicas
Imagen | micora

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos