Compartir
Publicidad

Economía en alto riesgo de "doble inmersión"

Economía en alto riesgo de "doble inmersión"
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La recesión generalizada que vive la economía estadounidense, con 48 estados en números rojos y un nivel de desempleo que supera el 10 por ciento, ha llevado a Martin Feldstein, ex asesor económico de Ronald Reagan y uno de los líderes del monetarismo, a afirmar que la economía se encuentra ante el peligro real de una doble inmersión. Con esta frase, Feldstein coincide plenamente por lo expresado por Nouriel Roubini el lunes, cuando en una entrevista a la CNBC señaló que la salida de la crisis será larga y fea, es decir, con una fuerte caída en 2009 y 2010 y crecimiento de apenas el 1% a partir de 2011.., por un largo tiempo.

Esto es porque la economía estadounidense ha sufrido el mas poderoso impacto ante su propia historia, con tres décadas consumiendo el doble de su producto por ese sueño fantástico de Ronald Reagan de que “los déficit no importan”. Es probable que los déficit no importen durante un par de años, o de un lustro. Pero de ahí a convertirlo en la panacea, a hacerlo costumbre y forma de vida, y pretender vivir eternamente de prestado, por encima de toda capacidad real, es algo ilusorio. Si a Usted lo sorprenden haciendo eso, sin duda que lo envían al psiquiatra, o a la cárcel. No hay problema en gastar el doble de lo que se gana, lo que ocurre es que todo tiene un tope, y los países no son la excepción. Por ello que Martin Feldstein y Nouriel Roubini advierten que las buenas noticias de estas últimas semanas pueden ser un espejismo ilusorio. Todavía queda mucha crisis por delante por lo hay que ocuparse de ese hueso duro de roer que es el desempleo. Mientras el desempleo siga avanzando, como una pandemia, no se podrá hablar de tener a la crisis bajo control, o "dominada", como dicen algunos economistas, como si los huracanes y terremotos estuvieran dominados por el espìritu humano. Porque hasta ese punto llevaron la idea del homo economicus y los agentes racionales: el determinismo total.

Muchos de estos agentes racionales pensaban que las crisis se resolvían bajando las tasas de interés y elevando la oferta monetaria. Así las empresas pedían prestado, invertían y generaban la recuperación en la producción y el empleo. Pero los hechos han demostrado que no es así. Si no hay demanda, las tasas pueden estar al 0%, como ocurre ahora, y nadie invierte. De ahí lo absurdo de esa solución de "tirar la plata en helicóptero", que propuso como solución a las crisis un premio Nobel de Chicago. La política monetaria no solo resultó engañosa, sino que además desconocía el principio básico que hace fluir el desarrollo del trabajo humano materializado en el nivel de empleo. Al descuidar el nivel de empleo, descuidaron el alma de la actividad económica.

Imagen | TheTruthAbout

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos