Compartir
Publicidad
Publicidad

La economía mundial en la encrucijada

La economía mundial en la encrucijada
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad


La economía mundial se encuentra en la encrucijada y a la combinación de laissez-faire, desregulación y globalización se le culpa de la mayor parte de estos males. Las acusaciones van desde diversos sectores y el fuego cruzado de declaraciones tiene para rato. Porque aquellos que culparon de la Gran Depresión a la Fed y al Gobierno de los EEUU por recortar la oferta de dinero, ahora huyen de sus propias palabras. Especialmente Ben Bernanke, que el año 2004 invitó a Milton Friedman a la Reserva Federal y le pidió disculpas en nombre de la institución por lo ocurrido en los años 30: “Tienes razón, Milton, nosotros lo hicimos. La Gran Depresión fue culpa nuestra. Pero, gracias a Usted, no vamos a repetirla de nuevo”.

Bernanke se refería al análisis de Friedman en su Historia monetaria de los EEUU: 1867-1960, donde el autor de Free to choose (Libre para elegir) “demostraba” que entre 1929 y 1932 la Fed bajó la oferta monetaria en un tercio provocando así una enorme caída en la actividad económica. Fue un dato polémico y, por cierto, manipulado por Friedman en su interés de establecer a la política monetaria como la dominante en la política económica.

Un factor clave que hay que tomar en cuenta en este punto es el de la velocidad de circulación del dinero. Una economía pujante puede tener una velocidad de circulación del dinero de 10x mientras que en una economía recesiva puede caer a 4x, 3x o 2x. Por tanto, si una economía tiene mil millones de euros en efectivo, a una velocidad normal de 10x genera un total de corrientes de fondo y transacciones por 10 mil millones de euros. Pero en un entorno de crisis, esos mil millones pueden generar apenas un flujo de 2 mil millones de euros. Una caída que es cuantiosa y producto de la propia inamovilidad del sistema al cerrar el grifo al crédito. Por eso, multiplicar por 2 o por 3 el efectivo disponible no va a a mejorar la situación económica global.

Las inyecciones de liquidez implantadas por Paulson y Bernanke han buscado rellenar ese vacío que está produciendo el estancamiento global. Y eso equivale a apagar el incendio con gasolina, lo que es de cuidado. Por un lado, el fuerte endeudamiento que se está generando no tiene ahorros previos, ni respaldos futuros, es decir, no está financiado, lo que genera un mayor endeudamiento que pone en riesgo la balanza de compromisos. Por otro lado se rechaza el proceso shumpeteriano de la destrucción creativa y se perpetua la ineficiencia.

Durante el transcurso de este 2009 tendremos muchos motivos para volver a examinar los elementos relativos de una teoría monetaria de la producción así como de la teoría de juegos y el equilibrio de Nash. En este último, cada jugador acepta y ejecuta un resultado sub-óptimo ya que no se puede confiar en nadie que lo haga en forma perfecta. Esta vez, la teoría se encuentra en posición de desterrar ciertos hechizos como la idea de los mercados perfectos, las competencias perfectas, los precios perfectos.

Imagen | Daquella manera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos