Compartir
Publicidad

La nueva zambullida de los mercados

La nueva zambullida de los mercados
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Habrá que acostumbrarse a la tinta roja por largo tiempo, señalaba en noviembre del año pasado, advirtiendo la larga cabalgata que nos depara esta crisis, aunque para algunos, este es un hecho totalmente insípido cuya solución está a la vuelta de la esquina. Sin embargo, la nueva zambullida global de los mercados demostró que la economía mundial está bastante entrampada. Y no puede ser de otra manera si el país que consumía el 50% de la producción mundial está llegando a un desempleo del 10%, 15 millones de personas, el mayor nivel desde la crisis del petróleo, una de la tres grandes de la historia.

En una entrevista publicada ayer por Bloomberg, el economista Edmund Phelps señaló que las familias estadounidenses pueden tardar 15 años en recuperar la riqueza perdida. El último trimestre del año pasado la pérdida fue de 4,9 billones de dólares y el primer trimestre de este año llegó a los 1,3 billones. Los datos recogidos por ADB señalaban que sólo las pérdidas del año pasado superaban los 50 billones de dólares, equivalente a un año entero de PIB mundial. La burbuja financiera inflada durante un cuarto de siglo está pasando la cuenta. Aquellos 25 años de esplendor fueron una farsa. Los precios no hacen más que caer y los valores inmobiliarios han experimentado bajas de hasta el 40% y el 50%, y todavía no llegan a tierra firme. La caída del metro cuadrado es sólo una de las variantes. En Letonia, ante las fuertes presiones de devaluación, el gobierno optó por un fuerte ajuste interno de recortes salariales, gasto público y pensiones. La situación se ha tensado después que el parlamento redujo el presupuesto en un 10% (718 millones de euros); los salarios mínimos en un 20%, a 140 lats (200 euros), y las pensiones en un 10%. El ministro de salud, Eglitis Ivars, renunció después de que el estado le recortó gran parte del presupuesto para la atención básica: “Como médico, no lo puedo aceptar”, señaló. Las próximas medidas del gobierno van por la vía de recortar los sueldos de los profesores en un 50%. El aumento del desempleo y los salarios más bajos pronostican una caída del 18% del PIB en Letonia, cuya onda expansiva se extiende también a Estonia y Lituania. Estonia prevé una caída del PIB del 12% y Lituania del 18,2%. Los tres países bálticos tienen tasas de desempleo superiores el 17%. La caída de Letonia puede provocar un efecto dominó en otras economìas europeas. Los valores bursátiles tendrán nuevas zambullidas: viven su larga cabalgata por el desierto.

Más información | En Letonia se juega el futuro de la Eurozona Imagen | cassimano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos