Compartir
Publicidad

Marine Le Pen deja en estado de shock a Europa y pone en jaque al euro

Marine Le Pen deja en estado de shock a Europa y pone en jaque al euro
Guardar
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El resultado de las elecciones europeas ha creado un estado de shock en Europa. El triunfo de Marine Le Pen ha barrido con la política del presidente Francois Hollande y éste ha citado a todo su gabinete para una reunión de urgencia esta mañana. Manuel Valls, el Premier galo, señaló que la situación era muy grave para Francia y también para toda Europa. Las elecciones han sido consideradas un terremoto político y ha dejado "un montón de perdedores" principalmente en los partidos oficiales. Todo este miedo tiene sus orígenes en las declaraciones esgrimidas por Marine Le Pen, la lider del Frente Nacional, en el curso de su campaña. Le Pen señaló que se empeñaría en destruir el orden existente en Europa dado que es un orden que sigue la pauta que establece Angela Merkel mientras Francia, y los franceses, quedan relegados. Le Pen se comprometió a abordar de una vez el auténtico cáncer de la crisis financiera y forzar la ruptura e incluso terminar con la moneda única.

“¿Qué hará Alemania si Francia se sale del euro? El euro dejará de existir en el mismo momento en que Francia lo deje. Y esa es nuestra fuerza increíble”, declaró Le Pen. “Voy a negociar todos los puntos y si el resultado no es suficiente, nos retiraremos del euro”

La ruptura de la moneda única ya no es una posibilidad inverosímil y el euro puede tener los días contados. Las elecciones han demostrado que la crisis en Europa es más grave de lo que dice El País o El Economista. Europa se ha convertido en un gran bluff plagado de tecnócratas que quieren resolver la crisis con fórmulas matemáticas o inyecciones de dinero a la banca, el principal gen de la corrupción y el dominio de la oligarquía financiera. Y hoy terminará la larga fiesta en que los mercados han creado la idea de que la crisis se bate en retirada. La crisis, que está muy lejos de terminar, tendrá hoy un nuevo reinicio.

Soberanía monetaria

Para Marine Le Pen los cuatro puntos críticos de la actual crisis y que la UE no ha resuelto tras seis largos años, son la moneda, el control fronterizo, la primacía de la ley francesa, y también lo que llama el patriotismo económico: la facultad de aplicar un proteccionismo inteligente que salvaguarde el modelo social. “No me puedo imaginar una política económica sin un control total sobre nuestro propio dinero”, dice Le Pen. “Recuperar la soberanía monetaria puede ser clave para Francia, España e Italia, dado que el euro ha creado una absurda división norte-sur, donde todas las políticas se toman en Bruselas”.

El plan de Le Pen se basa en un estudio realizado por economistas de l'École des Hautes Études de París, dirigido por el profesor Jacques Sapir, que llega a la conclusión de que Francia, Italia y España se beneficiarían enormemente de una salida de la Unión Económica y Monetaria Europea, dado que permitiría restaurar la competitividad y recuperar rápidamente el empleo. Los actuales desequilibrios de la zona euro han ido más allá del punto de no retorno y los intentos de revertir la situación con planes de austeridad o recortes presupuestarios han sumido a Europa en la deflación, el desempleo masivo y la pérdida total del núcleo industrial. Además, la actual estrategia de devaluación interna (promovida por el Banco Central Europeo, que ha propuesto tasas de interés negativas) solo conducirá a un estancamiento permanente.

El modelo de Sapir asume que el Deutsche-Mark debería aumentar a lo menos un 15 por ciento sobre el viejo euro mientras el Franco francés y la peseta española deberían ceder a lo menos un 20 por ciento. Esto generaría un golpe violento para Alemania pero facilitaría una rápida salida de la crisis a España, Francia e Italia ayudando también al despegue del resto de Europa. Angela Merkel conoce el informe pero no acepta la idea de terminar con el euro, la moneda que sigue significando un gran negocio para Alemania. El catastrófico resultado de las elecciones de ayer para los partidos de los grupos dominantes de Europa, demuestra que la crisis está lejos de terminar. Hay un problema estructural de gran envergadura que no se puede seguir negando por más tiempo y se deberá resolver de forma inminente.

Imagen | Remi Noyon

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos