Compartir
Publicidad

Países sin moneda

Países sin moneda
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde postulados nacionalistas se identifica a la moneda como parte de la simbología de un país al igual que la bandera o el himno. Realmente la moneda no deja de ser un instrumento para facilitar el intercambio y no tiene ningún valor metafísico alguno. A lo largo de la historia se ha utilizado un sin fin de monedas en el comercio: conchas, sal, cobre, plata, oro,… Tras el abandono definitivo del patrón oro cada país emite una moneda gestionada por un banco central. ¿Cada país? No, como en el caso de la aldea gala, un puñado de países utilizan una moneda emitida por un banco central sobre el que no tienen ningún control al pertenecer a otra nación, en contra de las recomendaciones de Santo Tomás de Aquino. Ni siquiera forman parte de una unión monetario que les permite participar indirectamente en la gestión del banco central.

El caso más paradigmático es el de Panamá que establece en su constitución: “No podrá haber en la República papel moneda de curso forzoso. En consecuencia, cualquier individuo puede rechazar todo billete u otra cédula que no le inspire confianza, ya sea de origen oficial o particular.” A pesar de ello, el dólar es la moneda utilizada y se utiliza el Balboa para criterios de contabilidad nacional.

Otros países han convertido al dólar estadounidense en su moneda oficial como Ecuador (desde el 2000) y El Salvador (también desde el 2000). Montenegro decidió tras su independencia asumir el Euro como moneda oficial. Numerosos pequeños países también han elegido el dólar (Micronesia, Palao, Timor Oriental, Islas Marshall) o al euro (Andorra, Mónaco, San Marino, Vaticano).

A pesar de seguir teniendo una moneda nacional, existen casos en los que los países ligan el valor de su moneda al de la moneda de otro país. Es el caso de Bahamas, Bermuda, Arabia Saudí o Hong Kong con un tipo fijo respecto al dólar estadounidense (Bielorusia ha anunciado su intención de establecerlo). Lituania, Letonia y numerosos países africanos tienen sus monedas ligadas al euro.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio