Compartir
Publicidad

Primer escándalo de corrupción en la recién estrenada coalición británica

Primer escándalo de corrupción en la recién estrenada coalición británica
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El que hasta en el día de ayer fue el Director del Tesoro británico, el liberaldemócrata David Laws, ha presentado su dimisión. El motivo es la reclamación a la administración británica de una serie de dietas, entre ellas el coste del alquiler en dos propiedades de su pareja durante un período de 8 años.

Según el diario británico 'The Daily Telegraph', estas cantidades podrían suponer en torno a 40.000 libras. De tal manera, que esta se convierte en la primera baja por corrupción en la recién formada coalición de Gobierno británica.

En una carta que el propio  Laws remitía a los medios, expresaba:

Las últimas 24 horas han sido muy difíciles y angustiosas para mí y he pensado muy cuidadosamente qué medidas tenía que tomar (por el mejor) interés del Gobierno y mis votantes y, lo más importante, las personas que quiero, por lo que he decidido presentar mi dimisión.

Curiosamente, el ya ex-director del Tesoro, estaba trabajando con el Ministro de Finanzas, George Osborne, en el plan de austeridad del Gobierno británico, recortando gastos a diestro y siniestro para tratar de atajar la crisis fiscal en la que el país esta sumido (prioridad política del nuevo ejecutivo).

La razón que mantiene Laws para no declarar que sus alquileres eran propiedad de su pareja James Lundie, era para mantener su relación y su identidad sexual en secreto, justificándose del siguiente modo:

Si bien vivíamos juntos, no nos considerábamos cónyuges, por ejemplo no compartimos cuentas bancarias y ciertamente tenemos vidas sociales separadas.
No obstante, acepto que esto se puede interpretar de otra manera y voy a devolver inmediatamente los costes del alquiler y otros costes de alojamiento que reclamé ... Lamento muchísimo esta situación, acepto que no debería haber reclamado mis gastos de esta manera y pido disculpas.

Este tipo de comportamientos no se pueden permitir en una época como la actual. Una etapa muy complicada y adversa para la economía mundial, en la que los distintos Gobiernos intentan recortar todo tipo de gastos, en muchos casos, detrayendo importantes recursos de muy distintas partidas de gasto. Con ejemplos como el de este señor, y que España por desgracia tiene muchos en su haber, lo que originan es frustración, desconfianza y una pérdida de credibilidad tremenda de los políticos para con sus ciudadanos.

Vía | Expansión En El Blog Salmón | En el Reino Unido se podrían despedir hasta 300.000 funcionarios Imagen | libdems

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos