Publicidad

¿Puede un país estar 25 años sin recesiones?

¿Puede un país estar 25 años sin recesiones?
16 comentarios

Publicidad

Publicidad

Australia vivió su última recesión en el año 1991, por lo que a día de hoy Australia lleva 25 años, o lo que es lo mismo, 100 trimestres consecutivos sin sufrir una recesión, es decir, sin presenciar una caída de la actividad económica en dos o más trimestres consecutivos.

Sin embargo, a día de hoy, el récord de mayor periodo sin sufrir una recesión lo mantiene Holanda con 25 años y tres trimestres, en concreto, desde el primer trimestre de 1983 hasta el tercer trimestre de 2008. A un año vista de marcar un nuevo récord mundial, Australia se mantiene en segunda posición.

Han habido otras economías que han desarrollado un auge muy prolongado en el tiempo. Polonia (única economía de la Unión Europea que evitó una recesión económica entre 2007 y 2014) acumula 85 trimestres sin recesiones desde 1995 hasta la actualidad y Canadá con 82 trimestres desde 1960 hasta 1980.

Las claves del éxito económico de Australia

Gran parte del éxito se debe a las reformas que se pusieron en marcha en los años ochenta y noventa, que han concedido a la economía australiana un alto grado de libertad económica. De hecho, el índice de libertad económica que elabora heritage, sitúa a Australia como la quinta economía con mayor grado de libertad económica del mundo.

Entre las medidas más destacas llevadas a cabo encontramos la apuesta por una economía abierta con fuertes reducciones de los aranceles, la desregulación del mercado de trabajo, la libre flotación del dólar australiano (a partir de 1983) y la desregulación del sistema financiero.

Por su parte, el país ha destacado por su fuerte dependencia de las materias primas. La minería, durante la última década, pasó de representar el 2% del PIB al 8% y ha contribuido a mantener el crecimiento de hasta un 13% de la renta per cápita. Por ello, desde 2008 hasta 2014, el crecimiento medio del PIB de Australia ha sido del 2,6%.

Los productos minerales suponen el 57% de las exportaciones. La agricultura es también un componente crítico, ya que alrededor del 12% del PIB está ligado a la agricultura (y sectores afines), que en gran medida se dirigen a exportaciones.

Austr Exp

El desarrollo económico de China y su demanda por las materias primas como el hierro o el cobre ha sido un catalizador para la evolución de su economía. De hecho, China es el principal socio comercial ya que representa el 34% de las exportaciones y el 20% de las importaciones, seguido de Japón con el 18% y Corea del Sur con una cuota del 8%.

El ámbito regulatorio de Australia, uno de los más claros, transparentes y eficientes del mundo, muy propicio para desarrollar la actividad empresarial. Un ejemplo de ello, es que se tarda sólo dos días para poner en marcha un negocio.

Por otra parte, a largo plazo, el potencial de crecimiento de Australia es más alto que en la mayoría de los países desarrollados. En particular, el crecimiento demográfico es más fuerte, el envejecimiento es más lento y disposiciones financieras para una población que envejece son más avanzadas que en muchas economías avanzadas.

Reserve Bank of Australia y su política monetaria

La autoridad monetaria de Australia es el Reserve Bank of Australia (RBA) tiene un historial muy largo de entrega a una inflación estable con niveles moderados. La autoridad monetaria cuenta con un "objetivo inflación" para tratar de mantener la inflación de los precios al consumidor en la horquilla del 2 y 3 por ciento, en el medio plazo.

El RBA fue el único banco central en el mundo desarrollado que no cometió el fatal error de dejar los tipos de interés demasiado bajos durante demasiado tiempo en la década de 2000.

Intereses

En comparación con muchos otros bancos centrales de las economías avanzadas, el RBA ha conservado más espacio para la política monetaria convencional, que ha mostrado una mayor efectividad que las políticas no convencionales como las que lleva a cabo el BCE o el BoJ.

En agosto el RBA rebajó sus tipos de interés hasta el 1,5% y la tasa de interés sobre depósitos es del 2,3%. El país ostenta una inflación que ha ido a la baja en los últimos años y en el segundo trimestre fue del 1%, por lo que mantiene tipos de interés reales positivos. No obstante, en periodos recientes, ha presenciado tipos reales negativos que han impulsado el riesgo de burbuja inmobiliaria.

Los riesgos de recesión en Australia

Algunos analistas advierten la economía de Australia está más expuesta ahora que en cualquier momento de los últimos 25 años en especial a una recesión por los altos niveles de deuda que soportan en la actualidad los hogares australianos, lo que ha llevado al país a ostentar una deuda privada del 225% sobre PIB.

En primer lugar, el aumento de la deuda de los hogares australianos, impulsado por el aumento de precios de la vivienda, es de gran relevancia para los estándares internacionales e históricos. Su burbuja inmobiliaria es una fuente de vulnerabilidad ante una desaceleración del precio de la vivienda. A finales de 2015, la deuda de los hogares ascendió a 124,3% del PIB, niveles parecidos a los que ostenta Suiza o Dinamarca.

Screenhunter 13255 Jun 01 07 39 1

La deuda de los hogares australianos, incluso, ha crecido por encima de los picos establecidos en los países donde las burbujas inmobiliarias se expandieron y finalmente pincharon, como sucedió en Irlanda, España y los Estados Unidos.

Screenhunter 13256 Jun 01 07 40

A pesar de la burbuja, y a diferencia de otros países, la fuerte capitalización de los bancos de Australia y, en general, su alta fortaleza financiera intrínseca reduce significativamente los riesgos de una crisis bancaria y los eventuales costes para la deuda soberana.

Mientras tanto, la solidez de las instituciones de Australia refuerza el atractivo de los activos australianos a los inversores extranjeros y reduce los riesgos derivados de la importante dependencia de la financiación externa.

El rating de Australia en peligro por el ascenso de la deuda pública

Otro gran reto para Australia es recuperar la estabilidad presupuestaria que ha perdido desde el año 2007. De hecho la deuda pública sobre PIB ha pasado de representar un 9,7% al inicio de la crisis mundial hasta el actual 36,8%.

Australia Government Debt To Gdp

Australia, se encuentra entre los pocos países con un rating triple A desde el año 2002. A pesar de ello, se advirtió en julio por parte de la agencia de rating S&P de dicha calificación podría ser rebajada si continuaban por esa senda.

Un recorte de rating dañaría la reputación del gobierno en materia de prudencia fiscal, aunque tuvo poco efecto sobre los costes de endeudamiento, que han caído a mínimos históricos en medio de una estampida global de bajos tipos de interés y búsqueda de la seguridad.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir